Otra de la potencia médica: embarazadas de Placetas deben llevar sus jeringuillas para hacerse análisis
Según una denuncia en redes sociales, para poderse hacer análisis de sangre las embarazadas de Placetas deberán llevar sus jeringuillas
Laboratorio clínico en Cuba. Foto: Cubahora
 

Reproduce este artículo

Sin importar cuántas denuncias públicas, quejas y evidencias haya, el régimen sigue pregonando a los cuatro vientos que Cuba es una potencia médica. Para intentar demostrarlo, acude una y otra vez al hecho de que se da cobertura universal y gratuita a toda la ciudadanía, y a sus avances en materia de biotecnología.

Ello, sin responder en lo más mínimo, al menos públicamente y con la transparencia demandada, a las diversas acusaciones por negligencia médica que existen, a la falta frecuente de camas en hospitales, a la tardanza o inexistencia de ambulancias para los servicios de urgencias y a las cíclicas crisis de escasez de medicamentos.

Durante los últimos meses, en redes sociales han abundado las quejas por suturas antiestéticas y mal realizadas, procedimientos ejecutados erróneamente por omisiones o mala praxis, y hasta negativas a brindar la debida atención por la ideología o actitud política del paciente.

ADN Cuba ha dado cobertura a la mayoría de esas denuncias, sin que el oficialismo responda no ya convincentemente, sino que al menos responda.

A tono con todo ello, este lunes 12 de octubre surge otra denuncia que pone en entredicho la calidad de la atención médica en la isla. En el grupo público de Facebook “Todos somos Placetas”, la usuaria identificada como Yaquelín Abreu expuso que en ese municipio de la central provincia de Villa Clara, las embarazadas tienen que llevar las jeringuillas para que les puedan hacer los análisis necesarios.

En cualquier lugar del mundo, inició diciendo la usuaria, el sistema de atención materno infantil es una prioridad del sistema de salud. Sin embargo, contrapuso, “el laboratorio clínico del policlínico norte de Placetas regresó a las embarazadas que desde temprano hicieron la cola para realizar los análisis complementarios que requiere su estado”.

“Se les explicó que no tienen jeringuillas y que aquel paciente al que se le orienten exámenes de laboratorio, deben llevar jeringuilla para realizárselos. Resulta difícil que un paciente tenga acceso a estos medios si no los tiene salud, cómo acceder a ellos”, cuestionó Abreu, que utilizó lo sucedido como un ejemplo más que desmiente al gobierno en su aseveración de que Cuba es una potencia medica mundial.

“Ni que las jeringuillas fueran mangos y se cosecharan en el árbol del patio... Es tan Triste”; “te piden jeringas como si tuvieras un almacén en tu casa” y “ya hace rato para hacerte análisis hay que llevar las jeringuillas” fueron algunos de los comentarios al post de Abreu.

Las misiones de médicos cubanos en varios países del mundo es una de las principales fuentes de ingresos del régimen cubano. Éste se queda con hasta el 90 por ciento de lo que los países beneficiados pagan por los galenos, bajo el argumento de que el recurso se empleará en el perfeccionamiento del sistema de salud de la isla.

Sin embargo, hechos como el Placetas y otros tantos que se exponen en redes sociales cuestionan la transparencia del régimen en el manejo del dinero que quita a sus galenos “solidarios”, así como en su capacidad para mantener una atención médica de calidad.