Denuncian que ETECSA bloquea mensajes a favor del “no” en votación de Código de las Familias

Una denuncia hecha a través del periodista Mario Pentón asegura que el monopolio de las telecomunicaciones en Cuba bloquea SMS a favor del "no" en el referendo del domingo
Cubanos se conectan a Internet desde un parque. Imagen ilustrativa
 

Reproduce este artículo

Una denuncia ciudadana realizada a través del periodista Mario Pentón asegura que el monopolio de las telecomunicaciones en Cuba, la empresa ETECSA, está bloqueando mensajes de texto a favor del “No” en la votación de este domingo del Código de las Familias impulsado por el régimen.

“Acabo de probar con mi teléfono y el de mi esposa y nos dimos cuenta de que ETECSA está bloqueando los SMS que digan #CodigoNo y #YoVotoNo”, afirma la persona que realizó la denuncia, compartida por Pentón en sus redes sociales.

Internautas cubanos expusieron este viernes que ETECSA también está enviando a sus usuarios mensajes para fomentar la asistencia a las urnas el domingo, lo que es interpretado como una clara muestra de que el régimen sólo favorece una opción en la votación y el referéndum es una “farsa”, al no permitirse la promoción por medios de comunicación y vías masivas del “no”.

El Código de las Familias es defendido por el oficialismo, activistas de la comunidad LGBTIQ y ciudadanos en general como una ley que permitirá disfrutar de mayores derechos a minorías tradicionalmente marginadas. 

Entre esos derechos destaca el matrimonio igualitario, uno de los que más polémica genera en la isla, y que acaparó gran parte de los debates previos a la aprobación de la actual Constitución de Cuba, en 2019.

El rechazo hizo que la posibilidad de que dos personas del mismo sexo contrajeran matrimonio quedase excluida de la carta magna y fuese postergada su aprobación a la validación del Código de las Familias, que este domingo se somete a la aprobación popular.

Además del matrimonio igualitario, la ley contempla otros cambios respecto a su predecesora que han motivado su rechazo en comunidades religiosas y parte de la ciudadanía, bajo el argumento de que atentan contra la “familia tradicional y sus valores”.

Uno de estos cambios es la sustitución de la figura de “patria potestad” por la de “responsabilidad parental”, lo que es visto por algunos como una cesión de las familias al Estado de derechos y atribuciones sobre los menores de edad.

El sacerdote católico cubano Kenny Fernández Delgado, crítico habitual del régimen de la isla, explicó recientemente a través de una directa en Facebook las cinco razones por las cuales se opone al Código de Familias y por qué no participará en el referendo convocado para el domingo.

“No creo en la ideología de género. No acepto la autonomía progresiva del menor. No acepto que a personas del mismo sexo se les pueda conceder adoptar un menor de edad. No creo en la gestación solidaria. No creo en el matrimonio igualitario, sino que creo en el matrimonio que es entre un hombre y una mujer”, alegó Fernández Delgado.

El sacerdote explicó, además, que no ejercería su derecho al voto en el referendo porque no cree “en el sistema electoral cubano”.

“¿En todas las mesas electorales va a haber un opositor de otro partido que no sea el Partido Comunista? ¿O un periodista independiente? ¿O un observador internacional? ¿O va a haber alguien que públicamente haya dicho que está en contra del código para verificar que los sí y los no se van a respetar, que las boletas anuladas se van a respetar?”, cuestionó.

El clérigo denunció nuevamente que en Cuba no hay libertad de expresión y recordó que “por expresar su opinión hay más de mil presos políticos en Cuba, por decir y expresar lo que piensan”.

Algunos opositores al régimen cubano han promovido también la opción del “No” o la no participación en el referendo porque se trata, según alegan, de un ejercicio sin sentido con el que la dictadura sólo busca una amplia participación popular para intentar mostrar legitimidad política, a la vez que restringe los derechos y potestad de las familias sobre su descendencia.

El disidente Guillermo Fariñas, Premio Sájarov 2010 a la Libertad de Conciencia entregado por el Parlamento Europeo, afirmó en días recientes que, si se vive en dictadura, “es una real complicidad con los dictadores participar en cualquier plebiscito o votación”.

Recomendaciones

 

Relacionados