Familiares de presos políticos en Cuba dicen “no” al voto en referendo de Código de Familias

Familiares de encarcelados por participar en las manifestaciones antigubernamentales del 11J en Cuba han decidido no votar este domingo en el referendo promovido por el régimen
Ailex Marcano y Saily Núñez. Foto: Captura de pantalla
 

Reproduce este artículo

Familiares de presos políticos encarcelados por participar en las manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio de 2021 en Cuba (11J) han decidido no votar este domingo en el referendo promovido por el régimen para aprobar el Código de las Familias, una ley potencial que suscita polémica en distintos sectores de la sociedad cubana.

Ailex Marcano Fabelo, madre del manifestante del 11J Ángel Jesús Veliz Marcano, sentenciado a seis años de privación de libertad bajo cargos de desorden público, afirmó en un video que circula en las redes sociales que ella dice “no” al voto del Código de las Familias porque su familia, integrada por su hijo y ella, fue destruida por el régimen.

“Me han hecho pedazos mi familia al separar a mi hijo de mí. Está condenado a seis años de injusta sentencia sólo por manifestar lo que todos los cubanos vivimos y sentimos”, dijo Marcano Fabelo.

“Mi posición es frontal: No al Código de Familias… Si no denunciamos, si callamos, nos hacemos cómplices de esta dictadura. Patria, vida y libertad. Mi voto es no, un no rotundo”, agregó.

Saily Núñez Pérez, esposa de Maikel Puig Bergolla, sentenciado a 12 años de cárcel por el 11J, también manifestó en un video su decisión de no acudir este 25 de septiembre a las urnas.

“Reafirmo mi inasistencia a la votación del mal llamado Código de las Familias, ya que ustedes, represores, Seguridad del Estado, miembros de la PNR, se han encargado de romper la familia que un día tuve”, dijo Núñez Pérez.

“Me pregunto qué debo apoyar. ¿Debo apoyar todo el tiempo que mi hijo está separado de su padre sólo por pedir libertad, por pensar diferente? ¿Todo el daño que ustedes le han ocasionado a mi hijo?”, cuestionó.

Madre de un menor de edad que sufre la ausencia de su padre, Núñez Pérez calificó el referendo de “un circo del régimen”, que no apoya porque el Código no piensa en su hijo y todo el daño psicológico que le han causado. 

“Su salud se está deteriorando gracias a ustedes, que le han creado un trauma. Digo no, no voto. Mi familia ya no la tengo. Mi esposo está ausente, voy a seguir pidiendo libertad y justicia”, subrayó.

Los cubanos están convocados a las urnas para aprobar o rechazar que el Código de las Familias ya aprobado por el pretendido parlamento cubano, la Asamblea Nacional del Poder Popular, se convierta en ley.

El oficialismo, activistas de la comunidad LGBTIQ y ciudadanos en general defienden el instrumento como una normativa que permitirá disfrutar de mayores derechos a minorías tradicionalmente marginadas, pero grupos religiosos lo rechazan por promover, según alegan, la ideología de género y aprobar el matrimonio igualitario, la gestación solidaria y la autonomía progresiva del menor.

Opositores al régimen cubano han promovido también la opción del “No” o la no participación en el referendo porque se trata, en su opinión, de un ejercicio sin sentido con el que la dictadura sólo busca una amplia participación popular para intentar mostrar legitimidad política, a la vez que restringe los derechos y la potestad de las familias sobre su descendencia.

El disidente Guillermo Fariñas, Premio Sájarov 2010 a la Libertad de Conciencia entregado por el Parlamento Europeo, afirmó en días recientes que, si se vive en dictadura, “es una real complicidad con los dictadores participar en cualquier plebiscito o votación”.

Recomendaciones

 

Relacionados