Cubanos pasan 16 horas en una cola para comprar perfumes
Suena terrible esto de tener que estar 16 horas a las afueras de una tienda esperando para poder comprar un perfume, y además tener que soportar los abusos de los agentes del orden interior
Cubanos pasan 16 horas en una cola para comprar perfumes
 

Reproduce este artículo

Pareciera que las colas en tiendas y demás establecimientos comerciales llegaron para quedarse por un buen tiempo, pues hasta para comprar el más mínimo producto los cubanos están obligados a involucrarse en una, incluso desde horas tempranas de la madrugada o desde el día anterior; lo peor es que las autoridades de la isla reconocieron recientemente que este escenario va a peor en los próximos meses, cuando se elimine la dualidad monetaria del peso cubano y el peso convertible, y crezca aún más la inflación.

Este 14 de octubre el usuario de la red social Facebook que se identifica como Rolando López, realizó una publicación en el grupo Todo de Cabaiguán, donde denuncia que un grupo considerable de cubanos estuvo 16 horas en una cola para comprar perfumes, y hasta ese momento aún los directivos de la tienda no comenzaban la venta de los productos.

"Guerra de la S&C Brody Mist hoy en el Álamo, después de estancada las colonias y perfumes por más de 16 horas en la tienda y aún no la venden por falta de previsión y eficiencia de sus directivos causando molestias en la población que esperaban por comprarla desde el día antes".

Señala el usuario que además de esto, los allí presentes fueron víctimas de represión por parte de una agente del Ministerio del Interior, la cual al no tener respuestas para la situación a la que estaban expuestos los clientes, solo atinaba al uso de la fuerza, como ha sido la regla desde que comenzó la crisis por que atraviesa el país.

"Ante dicha situación sicaria analfabeta desprestigiando el uniforme del Ministerio Interior reprime y ofende verbalmente a  las personas", escribe Rolando López.

Él, como miles de cubanos en los últimos meses, se pregunta: "¿Hasta cuándo hay que permitir a estos corruptos trabajadores del Álamo que sigan indolentes ante la crisis?"

"¿Cuándo podremos defender nuestros derechos y no ser maltratados y reprimidos por abusadores e ignorantes?", concluye.

La única verdad detrás de esto es que el régimen no puede hacer frente al actual panorama sin el empleo de su aparato represivo, pues los cubanos han dado suficientes pruebas de no estar conformes con la actual administración, sobre todo después de que se agravó crisis económica y el desabastecimiento pasó a formar parte de lo cotidiano.

Es lamentable que el régimen insista en dirigir los destinos del país, cuando no es capaz de cubrir ni las necesidades más elementales. Habría que ver si existe otro país donde los habitantes estén obligados a hacer cola hasta para comprar perfume, o que por ello sean reprimidos.