Denuncian demora en transplante de médula que necesita una niña

El doctor Johan Pérez, denunció el caso de una niña de nueve años diagnostica con aplasia medular, cuya salud se agrava en espera de un trasplante de médula
Niña hospitalizada (imagen de referencia) - Getty
 

Reproduce este artículo

Foto de portada: Niña hospitalizada (imagen de referencia) - Getty Images


 

El doctor cubano de Las Tunas, Johan Pérez, quien ha sido acosado por el régimen por sus opiniones políticas, denunció este sábado 13 de marzo en sus redes sociales el caso de una niña de nueve años diagnostica con aplasia medular, cuya salud se agrava en espera de un trasplante de médula.

“Hoy quiero contarles sobre un caso muy triste que está viviendo la hija de un amigo, el me contactó y me pidió que hiciera esta denuncia pública para que alguien le dé respuesta. Se trata de una niña de 9 años que desde el nacimiento estuvo presentado una serie de problemas sanguíneos por lo que ha tenido que ser transfundida muchísimas veces, la primera al nacimiento”, refirió el joven médico en su perfil en Facebook.

Según detalló Pérez, quien en otras ocasiones ha criticado la falta de insumos médicos y fármacos en el sistema de salud cubano, la pequeña “al principio se atendía en Las Tunas pero al agudizarse su problema se decidió que la trasladaran a otro hospital para que la atendiera un especialista en la materia, ya que aquí no había en ese momento”.

“Cuando fueron al hospital de Holguín el director se negó a hacer el recibimiento a pesar que el padre fue personalmente a hablar con él (parece que sí existen clínicas privadas en Cuba) al final fueron a La Habana y en el William Soler [Hospital Pediátrico] se comenzó a investigar el caso y NUEVE AÑOS DESPUES al fin se encontró un diagnóstico: Aplasia Medular. Un trasplante de medula es la única solución”, explicó.

Pérez precisó en su publicación que “fueron a Villa Clara y luego de realizar los complementarios y exámenes pertinentes se determinó que el padre es compatible para la donación y el por supuesto decide hacerlo. Ahora, resulta que hay una lista de espera enorme y que solo se está atendiendo un caso a la vez. 'Hay niños en peor condición que la suya' fueron las palabras del doctor que da seguimiento al caso en el Centro Hematológico de La Habana”.

“Mientras eso acurre esta pequeña está siendo transfundida cada 15 días porque ahora su situación ha empeorado y ni hablar de los medicamentos que necesita, sabemos todos que en las farmacia no hay algo tan simple la prednisona (…)”, criticó el médico tunero.  

Cuestionó el galeno: “¿Dónde está la potencia medica? ¿Dónde está el PAMI que tanto nos exige? ¿Cuál es el motivo por el que esta niña debe esperar tanto mientras su condición empeora? ¡Exijo una respuesta! ¡SUS PADRES EXIGEN UNA RESPUESTA!” “O dan solución a este caso o de una vez reconozcan que esto de potencia médica es sólo otra mentira”, concluyó.

 

A finales de febrero, Johan Pérez, aseguró que no se callará ante la represión porque “Patria y Vida es lo que toca”.

El médico denunció en un video de Facebook que agentes de la policía política estaban merodeando su consultorio, por lo que temía una detención o que le impidieran trabajar.

“Ya hay un jeep de la Seguridad [del Estado], supongo, dando vueltas; le están preguntando a los pacientes [por mí]”, afirmó el joven, y también dijo que vio a hombres desconocidos, en pareja, vigilando en las esquinas.

“No he podido ir al consultorio porque voy a esperar a que haya bastante gente, que estén todas las madres con los niños que se van a vacunar, la enfermera y todo el colectivo que trabaja conmigo para entrar, porque quiero que todo el mundo vea si me sacan de ahí (…) porque no me van a tejer ninguna trampa”.

Pérez reafirmó: “Yo sí voy a trabajar, no me voy a ir para mi casa”, y denunció que con el acoso la policía retrasa su labor.

El joven transmitió la directa para que vieran que él no tenía “ni un rasguño” antes de encarar a los agentes, y explicó que el teléfono no lo iba a llevar para que no lo revisaran.

“Ya está bueno de mentiras, ya está bueno de descaro. Yo dije que no aguanto una mentira más, que estoy puesto y no me voy a quitar”, afirmó, y añadió que no cederá:

“Para que la comunidad completa vea lo que ustedes hacen con los que alzan la voz y luchan por los derechos de los de abajo, para que el mundo vea lo que ustedes hacen con la gente que intenta alzar la voz y defender sus derechos”.

A mediados de febrero, Pérez dijo que abandonaría el sistema de Salud cubano debido a los bajos salarios, el acoso del régimen y la decadencia en que ha caído lo que antes se vendía como un “logro de la Revolución”.

Hoy pienso pedir la baja de salud, no voy a seguir pisoteado por un salario que da asco (…). El día que en este país se valore el trabajo de un médico, el día que no hay que inventar ingresos, el día que no me pongan un número de consultas y terrenos obligatorios al día, cuando no haya tantos jefes cobrando un salario innecesario y sin hacer guardias médicas, el día que en un consultorio haya condiciones para tratar un paciente (…), ese día volveré a usar una bata con orgullo”, declaró.

Pérez lidera en Facebook, donde es conocido como “El nieto de Miguel”, un grupo de ayuda a personas con falta de medicamentos y que viven en condiciones precarias.