"Destruidos", sin agua ni equipos sanitarios: médicos describen hospitales

Las condiciones hidrosanitarias de casi 40 instituciones de salud en La Habana con fosas desbordadas y suministro de agua con pipas, entre otros problemas, han salido a la luz pública
Fotos enviadas a ADN Cuba. Denuncian suciedad y fetidez constantes en Hospital La Dependiente de 10 de octubre, La Habana
 

Reproduce este artículo

Las condiciones hidrosanitarias de casi 40 instituciones de salud en La Habana con fosas desbordadas y suministro de agua con pipas, entre otros problemas, han salido a la luz pública luego de un informe publicado en el sitio oficial del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

También, recientemente, el doctor tunero Johan Pérez Leyva utilizó las redes sociales para denunciar las pésimas condiciones de los hospitales en Las Tunas, donde, según dijo, falta hasta el combustible para las ambulancias.

Mientras tanto, médicos desde la isla entrevistados por Radio Televisión Martí alertaron que la escasez y el deterioro de los hospitales en el país está afectando seriamente los servicios de salud que reciben los cubanos en tiempos de pandemia.

Desde Manzanillo, en la provincia de Granma, el doctor Santiago Márquez Frías señala que continúa empeorando la crisis en el hospital provincial Clínico Quirúrgico Celia Sánchez Manduley.

“Aquí mismo, en el hospital Celia, hay una sala que está destinada para los extranjeros y allí no falta nada. Sin embargo, para la atención a la población falta un importante grupo de medicamentos, así como material quirúrgico y los desinfectantes. También hay grandes limitaciones con las jeringuillas y los guantes quirúrgicos. Es un desplome casi total”, aseguró el galeno.

En Palma Soriano, la enfermera intensivista Niurka Carmona califica de terrible la situación en los centros médicos en el territorio.

Los hospitales están destruidos, los equipos sanitarios no sirven, falta el abasto de agua en muchos de centros de salud. No hay algodón, no hay gasas, no hay antibióticos”, dijo.

El doctor Alexander Raúl Pupo Casas cuenta que en el hospital Ernesto Guevara de la Serna, en la ciudad de Las Tunas, no disponen de reactivos para los diferentes exámenes, lo que significa que solo un reducido número de pacientes del total de los necesitados puede acceder a las pruebas médicas.

“Ya en condiciones normales, antes de la pandemia, los médicos tuvimos casi que convertirnos en innovadores, por tanto, no me sorprende que en estos momentos exista un colapso, no solo en los hospitales, sino también con todos los medios de protección y atención de pacientes”, subrayó.

Los médicos en la provincia de Holguín están muy presionados, porque ante las precarias condiciones existentes para realizar su trabajo, no tienen respuesta para los pacientes, reporta el traumatólogo Ramón Zamora.

“Ya sea el hospital Pediátrico, El Clínico, así como el hospital Lenin, a cualquiera de ellos que usted acuda lo primero que predomina al llegar es que no hay camillas, ni sillas de ruedas para el traslado de los pacientes. Se suma, además, el hacinamiento. Y los instrumentales quirúrgicos, muchos están obsoletos tecnológicamente”, apuntó Zamora.

En Santiago de Cuba hay problemas con la higiene en las salas de los hospitales, y la alimentación de los pacientes es pésima. No se cumplen las dietas médicas ordenadas por falta de recursos, informa el médico Roberto Serrano.

“Aquí faltan los medicamentos para los pacientes que ingresan. Las personas que tienen que ver con la higiene tratan de hacerlo, pero no tienen colchas, les falta el detergente y los desinfectantes, les falta todo”, afirmó el doctor Serrano.