Multan a un chofer cubano por comer galletas dentro de su taxi
Después de llevar varias horas de trabajo un chofer cubano es multado por comer galletas dentro de su taxi. El conductor transporta personas enfermas y sospechosas de coronavirus
El chofer muestra la multa por comer en su carro
 

Un chofer del municipio habanero del Cotorro recibió una multa de 150 pesos por estar comiendo galletas dentro de su taxi, después de llevar varias horas transportando personas enfermas, algunas sospechosas de coronavirus.

El activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Yoel Parsons Bones denunció en Facebook la nueva arbitrariedad de las autoridades policiales del régimen durante la pandemia del coronavirus.

“Desde las 6 a.m. sin comer nada hasta las 7 p.m. que termina su labor de transportar enfermos de coronavirus y hemodiálisis. ¿Es justo esto? ese es el error de darle tanto poder a anormales que no tienen ni noveno grado y que están haciendo atrocidades en nombre de la revolución y de Díaz-Canel”, comentó el opositor junto a imágenes de la multa impuesta al conductor.

“Vale reiterar que trabaja 12 horas y no le dan ni merienda ni almuerzo, para cuando mencionen en el noticiero que el capitalismo esclaviza”, agregó en su publicación Parsons Bones.

Hasta el momento miles de usuarios han reaccionado al post que denuncia este abuso de la policía cubana y en los más de 600 comentarios, predominan cuestionamientos al proceder del régimen en medio de la pandemia.  

 

“No sé con qué la gente va a pagar tantas multa, sin trabajo y con lo poco que tienen es para comprar pollo, no existe en otro lugar del planeta, al igual que en Venezuela, donde ponen esas multas exorbitantes, lo único que les falta es poner multas porque respiran ¡es insólito!”, escribió Luisa Isabel Pérez.

El autor de la publicación Yoel Parsons Bones, agregó: “el problema es que están subiendo el volumen de la represión para dejar la huella del poder, evitando lo que sucede en esta crisis”.

A lo que Tania Quiñones Haces comentó: “Haz mencionado el peor de los problemas en este caso, dar facultades a energúmenos que no tienen la capacidad de discernir entre las diferentes circunstancias”.

En tanto, la usuaria identificada como Li RT contó que su cuñada, quien es doctora, llegó a una cola para comprar pollo a las 4 p.m. y sobre las 8 p.m. tenía que empezar una guardia, pidió a un policía que le diera oportunidad de pasar cuanto antes pero este se la negó agregando que “los médicos no tienen prioridad”.

Yasmany Tase Palacio refirió que le sucedió lo mismo, le impusieron una multa de 125 pesos. “Pero qué le vas a hacer a eso, si le dices algo vas preso y pierdes el día de trabajo, cualquier cosa que intentes y vas completo a la estación, como dicen ellos”, concluyó.

Anai Penalba, agregó: “Una vez más confirman que hacen todo esto porque tienen miedo de una rebelión y usan la fuerza para evitarlo a cualquier costo, no+dictadura”.

Mientras se propaga la epidemia en Cuba, también crecen las medidas de control y represión policial de un gobierno que desvía la atención de su mala gestión económica, y además intenta acallar las voces críticas.

Lo sucedido con este chofer cubano ocurre por estos días en todo el país El desacato, el acaparamiento, la desobediencia y la propagación de epidemias son las figuras delictivas más usadas por las autoridades para aplicar sanciones en medio de la pandemia de coronavirus en Cuba. A la vez que recrudecen las recriminaciones contra los periodistas independientes, opositores al régimen o cualquier ciudadano que cuestioné el verticalismo, totalitarismo e ineficiencia del gobierno.