Multas de 200 dólares y prisión por 'delitos' vinculados al coronavirus en Cuba
Autoridades de Granma han aplicado multas de hasta 5.000 pesos en moneda nacional y la medida de prisión preventiva a varios implicados en delitos vinculados a la COVID-19.
Colas en Cuba
 

Reproduce este artículo

Las autoridades cubanas en la provincia de Granma han aplicado multas de hasta 5.000 pesos en moneda nacional y la medida de prisión preventiva a varios implicados en delitos vinculados a la COVID-19, publicó este 11 de abril el diario oficial La Demajagua.

Según Yoannia Galafet Romero, fiscal jefa (en funciones) del Departamento de Procesos Penales en esa oriental provincia el desacato, el acaparamiento, la desobediencia y la propagación de epidemias son las figuras delictivas más usadas por las autoridades para aplicar sanciones en medio de la pandemia de coronavirus que afecta a la Isla.

La funcionaria también especificó que los autores de un robo con violencia en el hogar de una anciana, en Bayamo, fueron capturados y "se encuentran en prisión provisional  mientras el caso sigue en investigación".

Según relata La Demajagua, los individuos involucrados en el robo se hicieron pasar por personal de Salud Pública (de la campaña antivectorial, específicamente) para penetrar en la vivienda de la adulta mayor y sustraer dinero.

Galafet Romero recordó que el artículo 53, inciso e, del Código Penal cubano especifica que constituye un agravante de cualquier delito "cometer el hecho aprovechando la circunstancia de una calamidad pública o de peligro inminente de ella, u otra situación especial".

"Hay personas que no han interiorizado la complejidad del momento ni tampoco la importancia de la labor que están realizando los compañeros de la Policía; por eso se impone mayor severidad en las sanciones", se quejó la funcionaria.

"Hemos pasado a una fase nueva, de mayor peligro ―transmisión autóctona limitada―; por lo tanto tiene que existir mayor rigor en la aplicación de la ley. Como el riesgo ha crecido,  podemos presentar a estas personas a los tribunales y en lugar de multas administrativas de 1.000 a 2.000 pesos pudieran aplicarles sanciones de privación de libertad", amenazó.

Recientemente, el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, reconoció de manera indirecta la práctica habitual de la represión en la Isla no solo por motivos políticos, sino también por causas comunes.

 

En una de las reuniones diarias de trabajo del Gobierno por la contingencia sanitaria, donde se dieron a conocer el reciente grupo de medidas adoptadas en los sectores de Comercio Interior y Transporte, el gobernante cuestionó por qué era tan difícil que todos comprendieran la necesidad del aislamiento social y respetasen la distancia indicada en las colas.

Díaz-Canel llamó a imponer la disciplina. "Para eso tenemos la policía", especificó. No obstante, más adelante declaró que "eso [el orden] no se resuelve solo con represión, con medidas, multas. Nos llenaremos de multas (…). Son los menos los que actúan así, pero ponen en riesgo el esfuerzo de la mayoría", dijo.

Este lunes, las autoridades sanitarias de Cuba confirmaron 57 casos más de coronavirus en la Isla, al cierre de este domingo 12 de abril, para un total de 726 infectados.

Se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínico-epidemiológica 2.305 pacientes. Otras 8.360 personas se vigilan en sus hogares, desde la Atención Primaria de Salud.