Ministro del régimen cubano asegura que “no han existido motivos políticos para bloquear acceso a Internet”

En una muestra más del cinismo del que son capaces los funcionarios y defensores del régimen cubano, el ministro de Comunicaciones de la isla aseguró que “nunca han existido motivos políticos para bloquear el acceso a la información e Internet”
Ministro de Comunicaciones de Cuba, Jorge Luis Perdomo. Foto: Roberto Garaicoa/Mesa Redonda
 

Reproduce este artículo

En una muestra más del cinismo del que son capaces los funcionarios y defensores del régimen cubano, el ministro de Comunicaciones de la isla, Jorge Luis Perdomo, aseguró recientemente que “nunca han existido motivos políticos para bloquear a la población el acceso a la información e Internet”.

Según éste, en una entrevista concedida a la televisora gubernamental rusa Russia Today (RT), afín a regímenes poco democráticos y simpatizantes entre sí como Cuba, Venezuela, Nicaragua y la propia Rusia, “las limitaciones que Cuba ha tenido en el acceso a Internet y a las redes globales se deben únicamente a las limitaciones económicas que ha sufrido”.

Las aseveraciones del ministro fueron en respuesta a las críticas y señalamientos que alegan que las limitaciones de acceso a Internet en la isla han sido siempre una “circunstancia política”, relacionada con “el supuesto deseo de las autoridades locales de impedir a la población el acceso a determinados contenidos”.

Así se lo mencionó a Perdomo el periodista oficialista y vocero del régimen Oliver Zamora, corresponsal de RT en La Habana, a lo que el ministro respondió que “no ha existido nunca ninguna motivación política de bloquearle a la población cubana el acceso a la información y al conocimiento”.

Al parecer Perdomo no conoce el elevado número de portales informativos, webs y blogs a los que los cubanos no pueden acceder y no precisamente por el embargo estadounidense, supuesto culpable de todos los males que aquejan a Cuba y su pueblo.

Cual si de un Internet a la carta se tratara, pero con un menú hecho por el régimen y sus ideólogos superiores, esos capacitados para decidir que se puede ver, leer y escuchar en la isla, la red a la que pueden acceder los cubanos que pueden costearse su acceso es una en la que la información que se brinda sobre Cuba está totalmente sesgada.

Para conocer la actualidad informativa del país los cubanos sólo tienen acceso pleno a los medios oficialistas o de propaganda del régimen. Cierto es que puede accederse de momento a los medios internacionales, pero estos tratan temas de Cuba sólo de manera ocasional.

Aquellos medios independientes y alternativos al oficialismo que cubren la realidad cubana a diario, más apegados a los principios tradicionales del periodismo, son sencillamente censurados y bloqueados, sin que medie explicación racional alguna por parte del gobierno ante los usuarios de un servicio extremadamente caro y de pésima calidad.

ADN Cuba es uno de esos medios bloqueados, al igual que muchos otros como Ciber Cuba, El Estornudo, 14 y medio, Cubanet, Diario de Cuba. El régimen suele justificar la censura a los mismos afirmando que tienen una “postura abiertamente contra la revolución”, lo que en una sociedad democrática no sería, ni de lejos, un argumento viable.

Parece que para Perdomo estas censuras o bloqueos no obedecen a motivos políticos, aun y cuando es capaz de afirmar, repitiendo consignas vacías, que las críticas que sitúan el problema de Internet en el nivel de la censura política forman parte de una “gran actividad malintencionada de tergiversación injerencista y subversiva que tiene su origen en la política hostil estadounidense contra la Revolución Cubana”.