Televisora del régimen ruso ocupa 24 horas en uno de los canales HD de Cuba

El espacio de uno de los flamantes canales HD anunciados por el régimen cubano como una novedad, lo ocupa desde este lunes la cadena Russia Today (RT), financiada por el gobierno de Vladimir Putin y señalada como un brazo de propaganda del Kremlin
Putin en un estudio de RT
 

Reproduce este artículo

El espacio de uno de los flamantes canales HD anunciados por el régimen cubano como una novedad, lo ocupa desde este lunes la cadena Russia Today (RT), financiada por el gobierno de Vladimir Putin y señalada como un brazo de propaganda del Kremlin.

El canal RT (en español) comenzó a partir de las 00:00 horas de este lunes 25 de mayo, las transmisiones 24 horas en la isla caribeña, de acuerdo con un comunicado de la Televisión cubana (TVC).

La Empresa Radiocuba en coordinación con la TVC, comenzó la fase de pruebas para la señal de dos nuevos canales de televisión digital en alta definición, HD-3 y HD-4, este último destinado a contenido ruso todos los días de la semana.

La otra franja televisiva la ocupará la programación del cubano Tele-Rebelde, enfocado sobre todo en el “deporte revolucionario”.

El propietario de RT es, formalmente, el Gobierno de la Federación Rusa. La cadena de televisión internacional con sede en Moscú, presenta boletines de noticias, documentales, programas de entrevistas y debates, además de noticias deportivas y programas culturales en Rusia destinados al mercado de noticias extranjero, favoreciendo la narrativa oficial​

La señal en español de esta cadena, según su página oficial, “está disponible en más de 1000 redes vía satélite y de cable en América Latina, España y EE.UU. El canal comenzó su emisión en diciembre del 2009 y cuenta en la actualidad con una audiencia semanal de 20 millones de espectadores en 10 países de América Latina, así como una media mensual de 25 millones de espectadores”.

El corresponsal de RT en La Habana es el cubano Oliver Zamora Oria, quien además es vocero del régimen cubano en el programa oficialista Mesa Redonda y otros espacios de la televisión estatal de la isla.

En un reportaje de 2017, del periódico The New York Times (NYT), se demostró que en el caso de RT “no es clara” la distinción entre periodismo y propaganda gubernamental.

Según el prestigioso medio liberal, gobiernos de Estados Unidos y Europa han acusado a RT de ser un agente de la política del Kremlin y una herramienta que utiliza el presidente Vladimir Putin para socavar las democracias occidentales con acciones como entrometerse en elecciones presidenciales estadounidenses y, según funcionarios europeos, intentar hacer lo mismo en Holanda, Francia y Alemania.

Estudios de RT en Londres. Foto: NYT

Estudios de RT en Londres. Foto: NYT


Rusia insiste en que RT solo es otra cadena global como la BBC o France 24, pero una que ofrece “puntos de vista alternativos” a los de los medios de comunicación de países occidentales. 

Sin embargo, los críticos de Putin afirman que la cadena de televisión es el centro de una campaña extensa de desinformación, enfocada en sembrar dudas respecto de las instituciones democráticas y limpiar la imagen del “Zar” contemporáneo.

En el 2017, el gobierno de Obama y agencias de inteligencia afirmaron que durante las recientes elecciones presidenciales en Estados Unidos, Putin había intervenido mediante una campaña que se realizó por medio del uso de información real –obtenida a partir de los ataques informáticos– y con la creación de “noticias falsas” que se transmitieron en medios de comunicación financiados por Moscú, como RT y la agencia Sputnik.

Según Ben Nimmo, analista del Atlantic Council que estudia a RT, el papel de este tipo de medios en la estrategia rusa sería impulsar campañas de desinformación: “ayudan a prender la chispa para miles de propagadores de noticias falsas y a darle vuelo a material hackeado que puede servir a los intereses de Rusia”.

Lo cierto es que lo que pueden esperar los televidentes cubanos del nuevo canal HD4, es “un escepticismo profundo sobre las visiones del mundo que hay en Occidente y Estados Unidos, así como una actitud defensiva de Rusia y de Putin”, según describió el Times a RT.