Yunior Morales expone amenazas y cuestiona falta de garantías para ejercicio de libertades en Cuba

El locutor, separado de su trabajo a raíz de sus críticas al régimen, preguntó si crearán otros códigos para proteger la libre expresión y hacer funcionar la justicia en Cuba
Yunior Morales. Foto: Facebook/Yunior Morales
 

Reproduce este artículo

El locutor cubano Yunior Morales expuso este sábado las amenazas de las que ha sido objeto recientemente por parte del régimen de la isla y cuestionó la falta de garantías legales para el ejercicio de las libertades y derechos en Cuba.

A propósito de la próxima votación del nuevo Código de las Familias impulsado por el Gobierno cubano, que ha suscitado polémica y divisiones en la población, Morales preguntó en un post si los decisores crearán también “algún código para no castigar al que con libertad de expresión muestre desacuerdo ante el gobierno”.

“¿Cuál código devolverá la supuesta confiabilidad al ciudadano que fue limitado o botado de su trabajo por mostrar descontento con los que abusan del poder? ¿Qué código defenderá a la propia justicia que tampoco le dejan funcionar en Cuba?”, escribió Morales en su cuenta de Facebook, aludiendo a su experiencia personal.

El locutor, devenido una de las voces más seguidas en redes sociales por su frontal postura contra las arbitrariedades del régimen y la situación de crisis que vive la isla, recordó que desde el 11 de septiembre de 2020 no le permiten trabajar en vivo por sus pronunciamientos y críticas.

“Agradecí cuando me quitaron todo lo político, pero soy locutor para la Radio y Televisión cubanas haciendo grabaciones caseras, nunca pudieron inventarme mercenario pagado por el imperio, saben incluso que propuestas mejores tengo, pero no accedo porque disfruto ver hasta dónde van a llegar, yo en mi posición digna, ellos tendrán que desconfiar del ICRT ante callados adentro pensando más, menos osados que yo”, explicó sobre la censura de la que sido víctima.

De acuerdo con Morales, fue amenazado con el nuevo Código Penal, señalado por analistas y organizaciones independientes del Estado de limitar aún más el ejercicio de las libertades individuales y los derechos políticos y civiles en Cuba.

“Advirtieron que había pasado la línea y podían tomar medidas conmigo como acusarme de desacato. Antes preguntaron si soy revolucionario y respondí sin pausa: ‘La revolución mía pide cambio’”, narró Morales, al tiempo que aseguró no tener miedo y estar preocupado por el futuro en Cuba, donde “la Libertad está presa”.

Recomendaciones

 

Relacionados