Emigrados podrían quedarse varados en Cuba hasta marzo

Entre 3000 y 4000 personas viajaron de Miami a la isla para las fiestas decembrinas y ahora deben esperar a un vuelo, mientras sus ingresos se reducen por la estancia en la isla
Vuelos a La Habana
 

Reproduce este artículo

Miles de cubanoamericanos tendrán que esperar no se sabe bien hasta cuándo para regresar a Estados Unidos luego de que la isla suspendiera el 80% de los vuelos para detener el peligroso rebrote de coronavirus.

Más de 3000 o 4000 personas que fueron para las festividades de fin de año ahora deben esperar a que los reubiquen; de los 26 vuelos semanales se quedaron seis, según comentan las autoridades cubanas.

“Cómo yo voy a seguir rentando en una casa, se va a gastar el dinero, comida, transporte, todo esto”, dijo Aida a Telemundo, una de las tantas cubanas que ahora esperan como pueden para regresar.

Cuba está permitiendo los llamados vuelos humanitarios, pero los varados perderán su pasaje de regreso ya comprado.

“Estamos tratando de traerlos, pero deben pagar un nuevo boleto, el gasto es terrible”, dice un trabajador de una agencia de viajes.

“Mi hija está aquí también, se va mañana, pero yo no puedo pagar otros 600 dólares para regresar a Miami. Y la gente desesperada, los teléfonos no dan abasto, hemos traído a más de 200 personas con los vuelos de repatriación y se están aprovechando de lo que está pasando”, agregó Aida.

La cubana se refiere al régimen, que hace solo horas anunció que el aeropuerto José Martí de La Habana continuará operativo. “No se cierra las operaciones del aeropuerto, pero hay que cumplir los protocolos establecidos”.

Esos protocolos son tres pruebas PCR de coronavirus, una realizada fuera del país y dos en Cuba; además de cumplir una cuarentena obligatoria.

Los residentes que violen serán multados con 2000 pesos cubanos. “No se ha aprobado, pero estamos planteando que para el viajero sea 2000 dólares”.

Con la reducción drástica de los vuelos —el 80%—, las autoridades pretenden frenar la escalada de nuevos casos de la Covid-19. Según el gobierno castrista, el 70% de los casos reportados durante las últimas semanas serían de personas llegadas del extranjero.

Cuba permitió el arribo de vuelos internacionales en octubre para reactivar el turismo, su principal vía de ingresos, afectado por las restricciones asociadas a la COVID-19.

Rápidamente comenzaron a reportarse casos de coronavirus de viajeros procedentes de Alemania, Polonia, Rusia, entre otros países, que el régimen trataba de ocultar presentándolos como extranjeros residentes en la isla.

Desde noviembre, los reportes del Ministerio de Salud Pública muestran cifras que sobrepasan los 100 casos diarios de coronavirus —un número alto para la isla— y una dispersión evidente de la pandemia en todo el país, cuando hasta septiembre el foco se reducía a La Habana.

Este mes de enero, las cifras han llegado a unos preocupantes 500 casos diarios y más de 17 000 acumulados desde que aparecieran los primeros, en marzo de 2020. Muchas provincias volvieron a imponer limitación del transporte público y la circulación de personas.