Bad Bunny no estuvo en Cuba: publicidad hace de las suyas

Gran revuelo causaron en redes las imágenes de un avión que aterrizó en el aeropuerto de Camagüey con el diseño de la portada del álbum "Un Verano sin ti", de Bad Bunny.
Bad Bunny no estuvo en Cuba: publicidad hace de las suyas
 

Reproduce este artículo

Gran revuelo causaron en redes las imágenes de un avión que aterrizó en el aeropuerto de Camagüey con el diseño de la portada del álbum "Un Verano sin ti", de Bad Bunny, y el logo de Adidas.

En realidad, la aeronave no es propiedad del popular cantante de reggaetón, y ya se esclareció que el boricua no ha visitado Cuba, como se venía especulando.

"El avión con el nombre de Bad Bunny y el logo de Adidas, no pertenece al cantante boricua sino a la compañía de vuelos charters Global X - Global Crossing Airlines-. Es utilizado mayormente para viajes entre EE. UU. y Cuba, por lo que ya saben a dónde van estas ganancias. No entiendo la euforia" publicó en Twitter Yannis Estrada, activista por los Derechos Humanos y cofundador de la organización CubaSpaces.

El peculiar diseño de la aeronave, que no pasa inadvertida, surgió a raíz de un "concurso donde los ganadores de la experiencia de Bad Bunny x Adidas pudieron viajar desde Puerto Rico hacia Nueva York a uno de sus más recientes conciertos", explicó el sitio oficial Transporter 1200.

Además, el sitio explica que la aerolínea acondicionó la nave con "una configuración VIP, mismo que puede ser convertido con 69 asientos en clase ejecutiva a 150 asientos en clase mixta, según las preferencias del cliente".

Según registros de la plataforma Flightradars24, esta es la tercera ocasión en que el avión viaja a Cuba, luego de aterrizar en Camagüey los días 15 y el 18 de septiembre, y en Santiago de Cuba el pasado viernes.

El gobierno de los Estados Unidos levantó las restricciones de vuelos a Cuba establecidas durante el mandato del expresidente Donald Trump, incluida la prohibición a las aerolíneas estadounidenses de viajar a aeropuertos cubanos que se encuentren fuera de La Habana.

El Departamento de Transporte de Estados Unidos (Usdot, por sus siglas en inglés) emitió a inicios de junio la orden con efecto inmediato a petición del secretario de Estado Antony Blinken. El alto funcionario aseguró que la Administración Biden tomó la medida "en apoyo al pueblo cubano y los intereses de la política exterior de Estados Unidos", según informó Reuters.