Cientos de pasajeros varados en aeropuerto de La Habana luego de suspensión de vuelos

Cientos de pasajeros permanecen varados en el Aeropuerto Internacional de La Habana “José Martí”, luego de que varias aerolíneas suspendieran vuelos a partir del anuncio emitido por el régimen cubano sobre reducir la entrada de viajeros al país
 

Reproduce este artículo

 

Cientos de pasajeros permanecen varados en el Aeropuerto Internacional de La Habana “José Martí”, luego de que varias aerolíneas suspendieran vuelos a partir del anuncio emitido por el régimen cubano sobre reducir la entrada de viajeros al país. 

Así las autoridades pretenden frenar la escalada de nuevos casos de la Covid-19. Según el gobierno castrista, el 70% de los casos reportados durante las últimas semanas serían de personas llegadas del extranjero.

En imágenes a las que tuvo acceso ADN Cuba se observa la gran aglomeración de personas en la Terminal 2 del aeropuerto. Algunos viajeros indicaron a nuestro medio que se debe a atrasos en los vuelos y la suspensión de otros, fundamentalmente de rutas entre Estados Unidos y Cuba.

“Muchos de los pasajeros con reservación para los próximos días llegan hasta el aeropuerto para intentar viajar mediante lista de espera de último minuto en los vuelos que están saliendo”, señaló una cliente.

Según afirmaron varias personas, también hay retrasos en el check-in de los vuelos programados. “Las autoridades limitan la entrada a la terminal de quienes quieren partir, y prohíben estar a los acompañantes como medida ante la situación epidemiológica”, dijo a ADN Cuba uno de los afectados.

El régimen cubano indicó reducir a partir del 1ero de enero las frecuencias semanales de vuelos provenientes de Estados Unidos, México, Panamá, Haití, República Dominicana y Bahamas.

“Todos estos países están en la ruta de los vuelos charters que transportan a cubanoamericanos a través de un tercer país para evitar las sanciones de EEUU que impiden aterrizar directamente en otros aeropuertos que no sea La Habana”, detalló El Nuevo Herald.

Varias aerolíneas comerciales de Estados Unidos y charters, ya han cancelado vuelos a la isla.  Según refirió al citado medio, un portavoz de American Airlines, la empresa “planea reducir el número de vuelos a la isla a siete vuelos a la semana a partir del 1 de enero”.

En tanto, otra de las aerolíneas que viajan a Cuba, Southwest Airlines, también “implementará recortes”. Una vocera de la compañía, indicó -según el reporte de El Nuevo Herald-  que “a partir del nuevo año, Southwest reducirá el servicio de ida y vuelta (actualmente diario) entre La Habana (HAV) y Tampa (TPA) para operar solo los sábados, inicialmente hasta el 27 de marzo de 2020”.

El Nuevo Herald conoció además, a través de declaraciones del dueño de una agencia de viajes en Miami,  que todas las reservaciones y vuelos estaban “suspendidos hasta nuevo aviso por la reducción drástica de Cuba”. El ejecutivo de otra agencia, también precisó, “que las cancelaciones restringirán el número de vuelos a un solo por día a cada [aerolínea] chárter” y que  existen “fuertes tensiones” entre las autoridades cubanas y los empresarios en el sur de la Florida.

Los vuelos de la ruta Panamá-La Habana y viceversa, que cubre la aerolínea Copa Airlines, también disminuyeron a tres semanales, debido a la reducción de entrada de viajeros internacionales decretada por el régimen cubano.

Según reportó la prensa oficialista, las frecuencias de los vuelos serán martes, miércoles y jueves entre los aeropuertos José Martí y Tocumen de las capitales de ambas naciones.

Además, la aerolínea estatal de Trinidad y Tobago, Caribbean Airlines anunció este martes 5 de enero la suspensión indefinida de todos sus vuelos hacia Cuba.

Según informó el medio local News Room, esta medida tiene efecto inmediato y se extenderá "hasta nuevo aviso".

La Aerolínea dijo en un comunicado que la decisión de suspender los vuelos sigue la correspondencia del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), sobre los últimos protocolos y restricciones del país en vuelos comerciales debido a un rebrote de COVID-19.