"Mi hijo quiere salvar a su país del comunismo": Madre del Patriota

Elena Hernández Domínguez, madre del activista camagüeyano Bárbaro de Céspedes conocido como “El Patriota”, afirmó que su hijo “lucha por la libertad de su país”
 

Reproduce este artículo

La anciana Elena Hernández Domínguez, madre del activista camagüeyano Bárbaro de Céspedes conocido como “El Patriota”, quien realizó este 2 de abril una protesta en conmemoración al Viernes Santo y en contra de la dictadura castrista, afirmó que su hijo “lucha por la libertad de su país”.

En una entrevista exclusiva para La Hora de Cuba, transmitida por la página de Facebook de este medio, Hernández Domínguez declaró que De Céspedes un día le aseguró: “Voy a luchar por Cuba. Si tengo que derramar mi sangre, la voy a derramar”.

Mi hijo está tratando de salvar a su país del comunismo, el hambre, la miseria, la necesidad… Eso es lo que él grita por la calle. Él no dice vamos  a poner una bomba, romper una vidriera, incendiar una edificio; pide que cese el comunismo para que haya comida, libertad de palabras, -porque como pantalla se dice que hay libertad de palabras, pero verdaderamente no la hay-”, expresó la anciana.

“(…) Algo tiene que despertar al mundo y si es mi hijo, se lo digo sinceramente: que sea mi hijo el que derrame su sangre, pero que el mundo diga: ¡basta! ¡Basta Camagüey! ¡Echa a andar Camagüey”, expresó entre lágrimas esta madre cubana.

En sus declaraciones a La Hora de Cuba, Hernández Domínguez, también refirió que a su hijo “nunca le gustó el comunismo”. “(…) se hizo licenciado en matemática, fue director en Zona 14 y de allí fue expulsado porque el método que utilizaba se entendía que no era lo correcto”, señaló.  

“Es mi hijo y por él voy hasta el fin”, aseveró la señora.

Bárbaro de Céspedes, vestido con una bandera cubana, que se pintó sobre su cuerpo, y una cruz en la que escribió “61 años de dictadura, llegó hasta la iglesia Nuestra Señora de la Merced con su original protesta.

Según dijo, intentaba hacer una mezcla de la simbología del martirio cristiano y los vejámenes que sufre Cuba a manos del régimen castrista, en una fecha propicia para esto: las conmemoraciones por Viernes Santo y Semana Santa.

“Esta cruz la traigo como representación del pueblo sufrido de Cuba”, dijo El Patriota cuando entró al templo, donde fue interceptado por el personal, quien le impidió entrar a la iglesia.

Tras su detención arbitraria, Hernández Domínguez, advirtió:

“Primero supe que estaba en calidad de preso, después en calidad de detenido, luego me informaron que lo más que podía estar ahí eran 7 días… Esta semana me dijeron que le celebraría un juicio. Hoy su ex esposa fue y le informaron que el juicio será municipal y que lo acusaban por no llevar el nasobuco (mascarilla sanitaria)”.

“(…) Quiero que sepan que mi hijo respeta a Dios por encima de todas las cosas, y que nunca en la edad que tiene [57 años] le ha faltado a la policía, ni al Estado ni a nadie”, agregó.

Bárbaro de Céspedes “es un hombre que quiere la libertad de su patria, la libertad de la miseria que hay, y eso lo conoce el mundo entero (…) y la libertad de que puedan hablar, tener otras formas de vida”, dijo Hernández Domínguez.

El periodista y académico cubano, José Raúl Gallego, tras la detención de “El Patriota”, refirió en su perfil de Facebook. 

“Este hombre, Bárbaro de Céspedes, salió el pasado Viernes Santo en peregrinación por las calles de Camagüey. Llevaba pintada en su pecho la bandera cubana y cargaba una cruz de madera que pretendía dejar en la iglesia de La Merced, donde una pre-novicia le prohibió el paso. Afuera lo esperaba un agente de la Seguridad del Estado para arrestarlo. Desde entonces no se ha tenido más noticias de Bárbaro. Lleva ya tres días desaparecido, posiblemente detenido en uno de los calabozos de Villa María Luisa. Si alguien tiene información sobre él, por favor, que la comparta”.

“Así está esperando la cúpula el VIII Congreso del Partido: a represión limpia”, advirtió Gallegos.

Esta probablemente no sea la última iniciativa del activista, quien acostumbra a realizar acciones similares, de tono muy particular, como la del pasado 17 de marzo, cuando exigió "Patria y Vida" para los cubanos.

En esa ocasión, De Céspedes fue detenido por la policía cuando llegó hasta la sede del gobierno del municipio cabecera de su provincia con varios carteles en son de protesta, en los que se leían el lema "Patria y Vida" y frases de Martí.

En enero, El Patriota fue arrestado también en su provincia luego de realizar un gesto aparentemente inofensivo: entregar volantes con frases del apóstol cubano. No pasaron ni cinco minutos y los uniformados se abalanzaron contra él.

¿Camagüey estará despertando? El pasado 27 de febrero la policía arrestó violentamente a tres cubanos en La Plaza de Méndez, de esa provincia ubicada en la entrada del oriente de la isla.

Los uniformados arrastraron a los detenidos mientras personas concentradas alrededor de las patrullas les reclaman: “¡Abusadores! ¡Abusadores!”.