Violento arresto en Camagüey entre gritos de Patria y Vida

En un video que circula en las redes sociales, se observa el violento arresto de al menos tres cubanos por parte de policías del régimen en La Plaza de Méndez, Camagüey
 

Reproduce este artículo

En un video que circula este sábado 27 de febrero en las redes sociales, se observa el violento arresto de al menos tres cubanos por parte de policías del régimen en La Plaza de Méndez, en la central provincia de Camagüey.

Los uniformados arrastran a los detenidos mientras personas concentradas alrededor de las patrullas, les reclaman: “¡Abusadores! ¡Abusadores!”

Según publicó en Facebook el activista de la Unión Patriótica de Cuba, José Batista Falcón, “el arresto fue en una cola MLC [Moneda Libremente Convertible], y solo porque la gente comenzó a gritar 'PATRIA Y VIDA'”, aludiendo a la popular canción que exige el fin de la dictadura.

“¡Dejen el abuso!”, piden a los agentes castristas los que presencian la violencia desatada. 

Cada detenido es inmovilizado por al menos dos policías. “Me están asfixiando”, se le escucha decir a uno. 

De acuerdo a una transmisión en Facebook realizada por el perfil de Bárbaro De Céspedes, entre los arrestados se encuentra la opositora Marisol Peña Cobas, integrante del Partido Libertario y Adrián Quesada Flores. 

“Lo que les pase, tiene la culpa el régimen de los Castros. Vamos a salir a protestar por su liberación: “Patria y Vida”, afirmó un grupo de activistas en Camagüey. “Basta de abuso con los opositores”, reclamaron.

En tanto, en otra directa publicada en el muro de Yadisley Rodríguez Ramírez en Facebook, se esclarece que además de Marisol Peña Cobas y Adrián Quesada Flores, se encontraba detenida otra persona llamada Lesyani, aunque no se precisa el apellido, quienes fueron arrestados por “repartir octavillas”.

“Vamos a iniciar una marcha para su liberación. Responsabilizamos al régimen con lo que nos pueda pasar. Esto es Patria y Vida y Libertad para Cuba. Vamos a defender nuestro derecho”, afirmaron los activistas.

Horas después, los detenidos fueron liberados. Según informó la opositora Marisol Peña Cobas a ADN Cuba, "nos molieron a golpes como siempre hacen". También dijo a este medio que fueron abandonadas ella y otra mujer en la carretera Circunvalación, a oscuras, mientras que a los hombres en otro lugar de la ciudad.

Peña Cobas comenzó en agosto pasado una huelga de hambre por la liberación de Luis Acosta Cortellón, activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en Camagüey, detenido arbitrariamente por publicar en las redes sociales un meme de la gobernadora de esa provincia

Al joven ser liberado, la opositora afirmó: “Hermanos míos, gracias por su apoyo y solidaridad, ganamos esta batalla, José Luis acosta es libre”. Peña Cobas,  también se solidarizó con los acuartelados del Movimiento San Isidro cuando exigieron en Damas 955 en La Habana la liberación del rapero contestatario Denis Solís.


En la mañana de hoy también trascendió otra muestra de inconformidad del pueblo cubano con políticas y procederes del régimen y sus órganos represivos. En Caibarién, en la central provincia de Villa Clara, decenas de cubanos salieron en defensa de un cuentapropista que se plantó en medio de la calle porque, según alegó, fue injustamente multado con 2 000 pesos.

La escena fue filmada y compartida en redes sociales por el usuario identificado como Yeko Gutiérrez. Según explicó en el video, el hombre vende pastelitos, merenguitos y otros dulces por la calle, y fue multado de manera arbitraria con el equivalente a 80 dólares, al cambio oficial, por lo que decidió manifestarse y exigir la anulación de la sanción.

Aquí estoy, el nuevo enemigo creado, el cuentapropista. Me han convertido en enemigo por trabajar, se le escucha decir al hombre multado a los policías que acudieron al lugar para frenar la protesta.

“No te bajes”, “Patria y vida”, “está bueno ya de abuso”, se escucha gritar en varios momentos del video a muchos de los que presenciaban la escena.

Asimismo, ante la insistencia de la policía para que el manifestante bajase, la práctica totalidad de los presentes aplaudió y lo motivó a permanecer encima del carro y no bajar hasta que le quitaran la multa.