Mella también estaría preguntando por Luis Manuel

Para el 27N, a pesar de evidentes distinciones ideológicas entre uno y otro, el líder estudiantil asesinado en 1929 seguramente también increparía al régimen por el paradero y la integridad del artivista, retenido desde el 2 de mayo en el Calixto García
Imágenes de Luis Manuel en busto de Mella frente a la escalinata universitaria
 

Reproduce este artículo

El líder estudiantil cubano Julio Antonio Mella (1903-1929) estaría preguntando, como muchos cubanos, dónde está el artivista Luis Manuel Otero Alcántara. Pese a las evidentes diferencias ideológicas entre uno y otro, el joven dirigente comunista no aprobaría la retención forzosa de un cubano en un hospital, para apartarlo de las calles y silenciar su obra e ideas.

Así lo ve el Movimiento 27N, que este sábado compartió en su perfil de Facebook imágenes de varios bustos de Mella en La Habana, con el rostro cubierto por imágenes del coordinador del Movimiento San Isidro (MSI).    

“Luis Manuel Otero Alcántara y Julio Antonio Mella se diferencian entre sí en muchas cosas, a pesar de que en momentos cruciales y contingentes de sus vidas decidieron declararse en huelga de hambre. Además de todo esto, se parecen en sus convicciones de ser peleadores por sus ideales hasta las últimas consecuencias”, escribió el 27N para acompañar las imágenes.

Asimismo, recordó que hace unos años Luis Manuel se preguntaba “¿DÓNDE ESTÁ MELLA?", en uno de sus trabajos performáticos más notorios. “¿Se estará preguntando Julio Antonio Mella DÓNDE ESTÁ LUIS MANUEL hoy? Seguramente sí”, sentenció el movimiento en su ilustrativa publicación.

El performance de Otero al que hace alusión la iniciativa visual del movimiento integrado por artistas y activistas, surgido de la protesta en el Ministerio de Cultura contra la represión al MSI y otros creadores de la sociedad civil independiente, se produjo en abril de 2017, en las inmediaciones del lujoso hotel Manzana Kempinski.

El artista se paró en las afueras del hotel como estatua viviente y con fotos del líder comunista cubriendo su cabeza. Más que manifestar simpatía alguna con la ideología del joven asesinado en México, su performance era una protesta contra las afrentas a la memoria histórica en beneficio de la economía más rapaz y desigual.

“Había un busto de Mella en el mismo centro” de la Manzana de Gómez, “el cual fue retirado, como es habitual sin explicación alguna”, dijo por aquel entonces Otero a Diario de Cuba. “Así ha sucedido con bustos de otras figuras cuando remodelan un lugar, y yo deseaba hacer ver la pérdida progresiva de esas estatuas”, señaló.

Cerca de un mes secuestrado

Menos de tres días restan para que el coordinador del MSI cumpla un mes de reclusión forzosa en el hospital Calixto García, al que fue trasladado por represores y sanitarios del régimen para interrumpir la huelga de hambre y sed que iniciara en su vivienda el 25 de abril.

Luego de una semana en huelga, el 2 de mayo fuerzas represivas irrumpieron violentamente en su domicilio y lo trasladaron al referido centro médico, donde se encuentra secuestrado hasta la actualidad.

Muy pocos familiares han podido verlo personalmente y está incomunicado con el mundo exterior.

El régimen ha filtrado cuatro videos en los que pretende exhibir que el artista goza de buena salud y cuidados tras la aparente renuncia voluntaria a su huelga de hambre, la cual emprendió como protesta ante la represión continua de la que es objeto.

Sin embargo, para amigos y simpatizantes de la lucha de Otero, cada video es más insultante que el anterior en tanto demuestran todos que no hay motivos clínicos para seguir reteniendo al artista en el hospital. Se trata de una estrategia para asesinar reputación y, estiman algunos, dañarlo mentalmente mediante tratamientos reprobables.