Médicos cubanos secuestrados cumplen 14 meses en espera del rescate

Los médicos cubanos Assel Herrera y Landy Rodríguez ya llevan 14 meses de secuestro en Somlia sin que hasta ahora se vean posibilidades reales de su rescate y regreso a Cuba
Assel Herrera y Landy Rodríguez
 

Reproduce este artículo

Los médicos cubanos Assel Herrera y Landy Rodríguez cumplen este viernes 12 de junio 14 meses de su secuestro y presunta retención en Gedo, Jubalandia, zona somalí que ha ascendido al cuarto puesto de casos de COVID-19 en ese país.

Un despacho de Prensa Latina esta semana celebró la renovación por parte de Kenia, por seis meses, de un acuerdo para contar con los servicios del centenar de médicos de Cuba, al que pertenecen Herrera y Rodríguez.

La nota no hizo mención a los médicos secuestrados de forma violenta en Mandera, Kenia, el 12 de abril de 2019, por bandidos presuntamente vinculados al grupo yihadista Al Shabaab, franquicia de Al Qaeda.

Los galenos fueron trasladados inmediatamente a Somalia. Gedo está a unos 185 km de Mandera. En las últimas tres semanas la banda terrorista ha realizado tres ataques contra las fuerzas de seguridad de Jubalandia. Se estima que Al Shabaab controla amplias áreas de la zona rural meridional y central de Somalia.

Tras la liberación de la cooperante italiana Silvia Romano, en los últimos días han crecido las opiniones sobre el pago de un rescate por los cubanos como única posibilidad para que vuelvan a la isla caribeña con vida, tras las hasta ahora al parecer fallidas operaciones de inteligencia de las fuerzas kenianas.

Romano fue raptada en Kenia y llevada a Somalia cuatro meses antes que los galenos cubanos, cuando trabajaba como voluntaria para la ONG África Milele. Los servicios de inteligencia italianos habían establecido negociaciones con los raptores desde hace meses para lograr la liberación de Romano, que se concretó el 8 de mayo, en conjunto con los servicios secretos de Somalia y Turquía.

La justicia italiana ha estado indagando si se podía haber evitado ese secuestro y si se siguieron los protocolos de seguridad para este tipo de misiones. 
 
En medio de su cautiverio, desde noviembre de 2018, la italiana se convirtió al islam. En julio de 2019 ADN refirió el trascendido de que Herrera y Rodríguez habían sido obligados a esta conversión.
 
La prensa italiana ha repetido que el gobierno de Mario Conti debió pagar cerca de dos millones de dólares a la facción fundamentalista somalí por la liberación de Romano.

Corriere della Sera dijo que hubo que pagar a “distintos contactos” y que no había “una figura precisa” para concretar que la italiana estuviera en su embajada en Mogadiscio el 8 de mayo.
 
En 2012 la liberación de un rehén inglés le costó a su país el equivalente a más de un millón 500 mil dólares. Coincidentemente, hace cerca de un año transcendió que los terroristas habían exigido esa misma suma para poner en libertad a los especialistas cubanos.
 
Las autoridades kenianas dijeron públicamente que rechazaban de cuajo pagar ninguna demanda. Poco después los mismos funcionarios cubanos afirmaron que no había habido tales exigencias por parte de los terroristas.
 
No obstante, en las últimas semanas algunos trascendidos en la prensa keniana coincidían en que Cuba estaba presionando a Kenya para el pago de ese rescate y que de lo contrario podría correrse el peligro de que la brigada médica isleña suspendiera sus actividades en esa nación.
 
El azote de la pandemia por el coronavirus obligó a Nairobi a solicitar la prórroga médica cubana, un hecho que según algunos analistas consultados por ADN Cuba podría facilitar el pago a los bandidos a cambio de nuestros dos médicos en el plazo de estos seis meses del nuevo contrato, si es que no queda otra alternativa en medio de las operaciones de inteligencia que se realizan.