“Así me dejaron dos represores de la Seguridad”: Zaqueo Báez muestra marcas de golpiza que recibió
El activista Zaqueo Báez, coordinador de la opositora Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en La Habana, publicó imágenes donde muestra marcas de golpes que le propinaron agentes de la policía política luego de su detención en horas de la noche de este jueves
Zaqueo Báez, opositor cubano, golpeado. Fotomontaje: ADN Cuba

El activista Zaqueo Báez, coordinador de la opositora Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en La Habana, publicó imágenes donde muestra marcas de golpes que según denunció, le propinaron agentes de la policía política luego de su detención en horas de la noche de este jueves.    

Mientras el régimen de la isla anunciaba la próxima desescalada del aislamiento por la pandemia del coronavirus en Cuba, se desarrollaban varios arrestos arbitrarios y violentos contra artistas independientes y activistas de la sociedad civil. Algunos de ellos, como el artivista Luis Manuel Otero y el rapero Maykel Osorbo, también fueron golpeados poco antes de ser liberados.

La Unpacu denunció el allanamiento de la vivienda del coordinador de esa organización opositora en capital, y la violencia sobre su esposa María Josefa Acón Sardiñas, quien se encontraba junto a su hija.

Este viernes, ya libre, Zaqueo Báez mostró fotografías fechadas este viernes 12 de junio, en las que se le ve con lesiones en el rostro, el interior de la boca y la espalda.

“Así me dejaron dos represores del [Departamento de Seguridad del Estado] DSE”, afirmó en su perfil de Facebook el opositor al régimen.

Báez identificó a uno de los agentes como “Maikel”, quien lo habría golpeado “junto a otro que desconozco su seudónimo por el momento”. Ambos lo detuvieron arbitrariamente en la entrada de la vivienda de su esposa.

Según el activista político, en la irrupción policial también sufrió daños la hija de su compañera María Josefa Acón, la menor Rachel Realin Acón.

Zaqueo Báez relata que fue introducido en un auto patrullero con número 009, donde lo trasladaron esposado y “golpeándome” hasta la unidad de la Policía Nacional Revolucionaria de Calabazar (PNR), la misma que fue atacada recientemente por un joven que mató a un policía e hirió a otros dos.

Una vez allí “siguieron golpeándome ambos represores dentro de la patrulla”, asegura el coordinador de la Unpacu. El abuso policial continuaría con su traslado en medio de la noche “a la unidad de la PNR del municipio de Guanabacoa [al otro lado de la ciudad] donde me impusieron una multa arbitraria de 150 pesos en moneda nacional y fui liberado a las 12:00 de la noche sin transporte para regresar y sin documentos de identificación”.

Zaqueo Báez aseguró en su post, mediante etiquetas, que él es el que acusa al régimen: “¡ Abajo la #TiraníaCastroCanel! ¡#ASESINOS ! ¡ #Libertad para los #PresosPolítícos en #Cuba!”.

#UNPACU #LaHabana #AumentaOlaRepresiva contra activistas pacíficos de ( DD.HH ) en #Cuba . Así me dejaron dos...

Posted by Zaqueo Báez Guerrero on Friday, June 12, 2020

Previamente, cuando no se sabía el paradero del activista, la Unpacu había denunciado: “Le quitaron el móvil durante la detención. (…) Estas acciones son al parecer parte del operativo que el régimen está desarrollando para impedir acciones de protesta convocadas por José Daniel Ferrer en solidaridad a Keilylli de la Mora, joven activista presa política que cumple hoy una semana en huelga de hambre y sed”.

Según la Unpacu, la sede principal del grupo, en Santiago de Cuba, se encontraba “sitiado por tropas especiales del Ministerio del Interior”.

Otro arresto violento ocurrió en La Habana, contra el artista contestatario Luis Manuel Otero Alcántara y el rapero Maykel Castillo, alias Osorbo, quienes fueron liberados en la madrugada de este viernes y denunciaron una golpiza de “la policía racista”.

En fotografías y videos publicados en redes sociales esta mañana, se les puede ver con heridas todavía sangrantes. Según los artistas, fueron agredidos por una decena de policías en la unidad ubicada en la esquina de las calles Cuba y Chacón (Habana Vieja), adonde fueron llevados arbitrariamente la noche del jueves.