Cuba prorroga la permanencia de sus residentes en el exterior a más de 24 meses sin que pierdan sus derechos
Por ahora, lo cubanos residentes que estén próximos a cumplir dos años fuera de Cuba o ya lleven ese periodo en el exterior mantendrán sus derechos
Cuba prorroga la permanencia de sus residentes en el exterior a más de 24 meses sin que pierdan sus derechos
 

Reproduce este artículo

Los cubanos residentes que estén próximos a cumplir 24 meses fuera de la Isla o ya hayan llegado a ese término no perderán sus derechos, así lo comunicó Marrero Cruz, Primer Ministro de Cuba, en el espacio televisivo Mesa Redonda de ayer 11 de junio.

Además, según señala Cubadebate, Marrero informó que los cubanos residentes podrán ingresar al país en vuelos humanitarios. A su llegada se les aplicará el protocolo de los 14 días de cuarentena con los exámenes requeridos en ese tiempo para detectar el virus. Según el medio de prensa actualmente existen 445 mil residentes fuera del territorio.

Esta medida se inserta dentro de un paquete aprobado por el Consejo de Ministros del país caribeño para la iniciar gradualmente la reapertura.

El pasado 19 de marzo el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que quienes llevaran dos años de permanencia ininterrumpida en el exterior no tendrían que viajar a Cuba para mantener su condición de residentes permanentes. Esta resolución aún se mantiene en medio de la crisis global por la propagación del nuevo coronavirus.

“También dijo que los cubanos en países donde se aplica la captura de datos biométricos, podrán hacer su pasaporte sin tener que visitar los Consulados y Oficinas Consulares hasta el 30 de abril”, reportó ADN Cuba.

 “Para ello, deben utilizar la planilla de solicitud disponible en el sitio web de cada Consulado u Oficina Consular, y cumplir con los requisitos de calidad establecidos para la foto y firma. Posterior a la fecha antes señalada, teniendo en cuenta la evolución de la situación epidemiológica internacional, se reevaluará la continuidad, o no, de esta medida”, agrega el comunicado.

Para la reapertura el régimen de La Habana determinó como estrategia dos etapas. Una primera dedicada a la recuperación pos-COVID-19 donde las actividades productivas, económicas y sociales irán desplegándose poco a poco y una segunda para el fortalecimiento económico con el objetivo de enfrentar la crisis que atraviesa el mundo.

La primera etapa se dividió en tres fases para la regresar a lo que en muchos países se ha denominado “la nueva normalidad”. El plan de medidas fue dado a conocer ayer en el la Mesa Redonda y varios sectores retomarán sus actividades aún con fuertes restricciones. El turismo nacional será potenciado en primera instancia.

 Sin embargo, todas las provincias no comenzarán al mismo. Por ejemplo, la capital, considerada el epicentro de la pandemia, tardará con respecto a otras provincias que mantienen bajo control la propagación.

Entre las medidas a implementar está la reanudación de los servicios hospitalarias en un 50 por ciento, aunque las visitas siguen prohibidas; el curso escolar se reinicia en septiembre y el nuevo curso en noviembre; en el verano las piscinas abrirán al 30 por ciento de su capacidad; el transporte público urbano, intermunicipal y el rural, tanto estatal como privado, se restablece con limitaciones en la primera fase, entre otras normativas.

El pasado 11 de marzo Cuba confirmaba los primeros casos positivos a la COVID-19, uno tres visitantes foráneos en la Isla.  Hoy los datos oficiales arrojaron la aparición de 14 nuevos contagios y ningún fallecido. La cifra total de enfermos es de 2219 personas, según informa el Ministerio de Salud cubano.