Matanzas avanza a la segunda fase de desescalada, en La Habana continúan restricciones
La provincia de Matanzas avanzó a la segunda fase de la desescalada pospandemia decretada por el régimen. Desde este miércoles 8 de julio, ese territorio relajará aún más el confinamiento por la COVID-19
Miguel Díaz-Canel y el primer ministro, Manuel Marrero, en una reciente reunión por la pandemia. Foto: Archivo de Estudios Revolución

La provincia de Matanzas avanzó a la segunda fase de la desescalada pospandemia decretada por el régimen, anunciaron autoridades del gobierno.

Desde este miércoles 8 de julio, ese territorio relajará aún más el confinamiento por la COVID-19, al considerarse que “continúa el cumplimiento estable” de las indicaciones sanitarias establecidas por el Ministerio de Salud Pública.

El gobernador de esa provincia occidental, Mario Sabines Lorenzo, precisó a través de videoconferencia que desde hace 23 días en la provincia no se confirman casos positivos a la COVID-19.

Matanzas se suma a otros 14 territorios que ya transitaban por esa fase desde el pasado día 3 de julio, y solo La Habana permanece en la anterior.

El paso a la “segunda fase de recuperación” se anunció en la reunión de alto nivel “para la prevención y control del nuevo coronavirus”, que a diario encabezan el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz.

Marrero Cruz advirtió que las autoridades esperan “un estricto cumplimiento de las medidas correspondientes, lo cual permitirá mantener el control de la enfermedad”.

La cotidianidad en el territorio –aseguró el gobernador Sabines– transcurre con normalidad, “y en el sector agrícola se impulsa la producción de alimentos”.

“Otras áreas como las del transporte, la gastronomía y el turismo marchan de manera satisfactoria”, afirmó el funcionario.

Según el diario oficialista Granma, a diferencia de Matanzas, en las provincias La Habana y Mayabeque (en menor medida), se acumulan la mayoría de los casos positivos a la COVID-19 en la isla reportados durante los últimos 15 días. Lo anterior fue confirmado por el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, quien precisó que en ese periodo se han diagnosticado con la enfermedad 70 pacientes en la capital y ocho en la vecina Mayabeque.

En las pasadas dos semanas en ambos territorios se incrementó la tasa de incidencia por cada 100 000 habitantes. La Habana manifiesta un 3,28 y Mayabeque un 2,08, apuntó el titular de Salud.

En la capital, se abrió un nuevo evento de transmisión local en el consejo popular de Pilar-Atarés, del área de salud Abel Santamaría, en el municipio del Cerro, que hasta el momento ha resultado en 19 casos positivos. El foco incluye cuatro manzanas, con una población de 2 042 habitantes. Allí se ha limitado el movimiento de las personas y se han fortalecido las medidas de aislamiento.

Desde Mayabeque, otro de los territorios donde en los últimos días ocurrió un repunte de la epidemia, la gobernadora Tamara Valido Benítez dijo que establecieron “una estricta vigilancia en El Roble y El Volcán, dos asentamientos que pertenecen al municipio de San José de las Lajas, y donde se han confirmado los más recientes casos positivos en la provincia”.

Además, según la autoridad provincial se continúa aplicando pruebas PCR y se realiza “el pesquisaje en esos dos poblados y también en 17 localidades limítrofes con otras provincias, en las cuales se han realizado más de 1 600 pruebas PCR”.