La Habana: carnicerías cerrarán más tarde para vender carne de cerdo por la libreta

El régimen continúa repartiendo la miseria y pretende apaciguar el descontento tirando, como se dice, “toda la carne en el asador” –que nos es mucha–, para apaciguar el rechazo de una población que ha pasado el año de la pandemia en la más absoluta escasez
Carnicería estatal en Cuba. Foto: Reuters
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano continúa en su ineficiente labor de repartir la miseria, y pretende apaciguar el descontento tirando, como se dice, “toda la carne en el asador” –que nos es mucha–, para apaciguar el rechazo de una población que ha pasado el año de la pandemia en la más absoluta escasez.

En una reunión de las autoridades del régimen en la provincia, se informó que “comenzó la venta de cerdo liberado pero normado”, uno de esos raros eufemismos que se inventa el Estado para no decir con claridad lo que es: ante la falta de alimentos para “celebrar” el término del aciago 2020, han tenido que regular el comercio de una carne muy apetecida y simbólica de los festejos en la isla.

“El horario de las carnicerías se ampliará hasta que se agote la existencia del producto”, aseguraron. 

En una nota del periódico oficialista Tribuna de La Habana, se afirma que “otros renglones que se ofertan este fin de año son los ahumados y pescado, con mayor estabilidad en la última jornada”, aunque no se ha visto fuente independiente que respalde esa versión.

La dictadura, exprime a como dé lugar lo poco que queda en los campos, para ver si apacigua los caldeados ánimos de la población. Este lunes entraron a Mayabeque 180 integrantes del Ejército Juvenil del Trabajo, algunos de ellos albergados, quienes “reforzarán la fuerza laboral dedicada a la extracción de yuca y otros recursos disponibles”.

Julio Martínez Roque, coordinador de programas de alimentos del gobierno provincial, informó que “30 mercados estatales serán potenciados para incrementar las ofertas de viandas, hortalizas y frutas. Se trata de productos procedentes de Artemisa, Mayabeque, La Habana y la Empresa de Acopio”.

Pero lo que se comenta en las redes sociales y en las calles de la ciudad, es que persiste la escasez, y se observan enormes colas de personas que pretenden asegurar algún producto para dar cierta distinción a las jornadas de cambio de un año signado por la miseria. Mientras, la corporación Cimex, controlada por militares, tiene asegurado su negocio y pretende vender a los exiliados una cena de cinco platos a cientos de dólares.

El crítico de arte, Jorge Gómez de Mello compartió lamentables imágenes de una fila de cubanos tratando de comprar algo de cerdo para comer el 24 de diciembre, festividad conocida como Noche Buena.

Se trata de un mercado de la calle 15 entre 24 y 26, Vedado, que estaba repleto a las 7.30 a.m. de este martes.

“Tercer día consecutivo de aglomeración, calculo 500 personas, para comprar un pedazo de carne de cerdo, producto desaparecido de la mesa de los habaneros desde hace meses”, añadió Gómez de Mello.

La semana anterior se salió de control otra cola, esta vez para comprar pollo.

El usuario en Facebook identificado por Yosvany Diax, compartió en su perfil el pasado día 17 de diciembre, un video donde se observan decenas de personas discutiendo en una cola, hombres y mujeres, de diferentes edades.

“¡Acto de 'repudio' al pollo!”, escribió junto al video Yosvany Diax, haciendo alusión a los mítines de odio que por estos días orquesta la Seguridad del Estado del régimen cubano, contra los activistas, artistas y periodistas independientes a favor de la democracia en la isla.

En la grabación, se escucha a una mujer -quien presuntamente filmó las imágenes-, gritar a otra persona que se encontraba en medio del tumulto: “Magalys, sale que no me voy a fajar con nadie por un pedazo de pollo. ¡Magaly, coj… sale”.