Juan Pin Vilar: intentaré que mis hijos se vayan de este país

Entre algunos cubanos, el VIII Congreso del PCC levantó esperanzas, pero los nombramientos y los discursos demostraron la realidad: los Castro nunca harán reformas que pongan en peligro su poder, ni siquiera un ápice.
Juan-Pin
 

Reproduce este artículo

El cineasta Juan Pin Vilar criticó este 21 de abril la falta de libertades en Cuba y la facilidad conque los gobernantes cubanos hacen críticas a la prensa o el sistema político, críticas que luego se quedan en palabras.

Sobre una intervención del gobernante cubano, Raúl Castro, sobre la “estridencia y superficialidad” de la prensa, durante el recién concluido VIII Congreso del Partido, Vilar aseguró:

“Con todo respeto, general, es fácil decirlo cuando ya no se tiene que asistir al trabajo. La soga al cuello queda para otros..., porque después de ver la serie humorística infantil sobre la historia del Partido que transmitió la televisión cubana (…), créame general, necesitaremos snorkel para volver a respirar la brisa y el terral en esta tierra hermosa que ojos humanos vieron”.

“De todo corazón, salud, disfrute a sus nietos y bisnietos, pero con todo respeto: Yo intentaré que mis hijos y los hijos de sus hijos se vayan pa’l carajo de este país que es soberano en su falta de libertades, que es independiente en su abrumadora mediocridad, que fue hermoso en su abundante corrupción".

En efecto, Castro señaló durante su informe al Congreso, en el cual se despidió de la secretaría del Partido, pero no del poder, según analistas entendidos en el tema:

“Aunque nuestros medios de prensa mantienen su apego a la verdad y el rechazo a la mentira todavía hay triunfalismo, estridencia y superficialidad. Algunos trabajos que, más que esclarecer, tienden a confundir: la inmediatez no debe estar reñida con la objetividad”. 

Nuevos nombres accedieron a la cúpula dirigente del castrismo, pero siguen siendo hombres fieles a Raúl Castro.

Entre ellos está el general López-Callejas, quien administra GAESA, para muchos el verdadero ministerio de Economía, pues controla puertos, aduanas, almacenes y hoteles, lo único que da dinero en ese país ruinoso.

En un artículo publicado en The Wall Street Journal el domingo, el periodista Marcell Felipe aseguró que Castro seguirá mandando, a pesar de su renuncia como primer secretario.

Los nombramientos de personas cercanas a su figura así lo sugieren. Además, especialistas informados en el tema Cuba señalan la extrema opacidad del régimen, que permite gobernarlo fuera de las instituciones, es decir, a través de nexos personales, como ya lo hizo el propio Fidel Castro.