Exespía Gerardo Hernández defiende “Patria o muerte por la vida”

De “superespía” infiltrado en el Imperio a coordinador de los CDR, ahora Hernández estrena una nueva faceta: crítico musical y guardián de las buenas costumbres.
Gerardo-Hernández
 

Reproduce este artículo

El exespía Gerardo Hernández, reciclado ahora en vocero del castrismo, defendió al nuevo descalabro musical del régimen, la canción Patria o Muerte por la Vida, y a una de sus intérpretes, que han merecido abucheos en redes sociales.

“Era de esperar que la jauría se lanzara contra ella, y contra los demás que osaron cantar Patria o Muerte por la Vida. Los genuflexos que hasta ayer pensaban de una manera, y víctimas del chantaje hoy dicen pensar de otra, no conciben que haya personas con decoro que no negocien sus principios, cualesquiera que estos sean”.

“Pero que nadie se equivoque y vaya a sentir lástima por esta muchachita de 25 años y voz de ángel, porque tiene más... que muchos que se creen muy hombres”, dijo Hernández en redes sociales sobre Annie Garcés, la joven cantante que aparece en el videoclip.

De “superespía” infiltrado en el Imperio a coordinador de los CDR, esa ha sido la trayectoria de Gerardo quien, además, no se destaca por sus dotes de comunicador. Ya en otras ocasiones ha hecho el ridículo, intentando agraciar a sus jefes.

El más reciente desatino de Hernández tiene olor a campo y sabor a frutas y hortalizas. El año pasado se divirtió mucho de viaje por toda la isla pidiendo a sus cederistas que cultivaran en sus propias casas los alimentos que necesitaban para vivir, debido a la escasez generalizada en la isla.

El espía sin cabellera y sin vergüenza, se atrevió a proponer que los cubanos cultivaran una piña por cada CDR. Con una fruta en la mano y rodeado de decenas personas con sus mascarillas puestas, cometió el ridículo de asegurar:

“Ustedes representan a varios CDR. El país tiene cerca de 138 000 CDR. Si un solo cederista por CDR se le ocurre sembrar una piña; uno solo por CDR, ¿de cuántas piñas estamos hablado? 138 000 piñas. En el momento en que vivimos nosotros que el Estado tiene dedicar recursos importantes a importar alimentos es un aporte significativo”.

Luego, su ímpetu agrícola no se detuvo aquí. Luego se lo vio repartiendo regaderas para que la masa cederista pudiera cumplir el sueño de ver crecer su mata de piña en el jardín.

Desde la óptica del gobierno, la reacción de Hernández es comprensible. Al tema Patria o Muerte por la Vida le han llovido las críticas en redes sociales, lo que se dice un fiasco de crítica y público. El gobierno ha intentado en vano salirle al paso a los impugnadores.

El tema musical ya ha suscitado cientos de memes en las redes sociales tanto dentro como fuera de la isla, dada la poca originalidad del mismo. De hecho el régimen cubano mandó a Raúl Torres a elaborar la respuesta a “Patria y Vida”, y ya el panfleto tiene más de 16 mil “no me gusta” en YouTube.