En cada barrio un chivatón: espía Gerardo Hernández nuevo jefe de los CDR

La absurda gira del espía Gerardo Hernández por toda Cuba, promocionando que el pueblo se alimentara de piñas y plátanos que sembrarán en sus patios, al parecer fue premiada con un ascenso en su carrera política
En cada barrio un chivatón: espía Gerardo Hernández es el nuevo jefe de los CDR
 

Reproduce este artículo

La absurda gira del espía Gerardo Hernández por toda Cuba, promocionando que el pueblo se alimentara de piñas y plátanos que sembrarán en sus patios, al parecer fue premiada con un ascenso en su carrera política: ahora será el jefe de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR), el mayor sistema de delación del país.

No podemos imaginar un mejor destino para el agente agricultor, que encabezar las tropas de chivatones que acechan a los ciudadanos en cada barrio.

No ha de verse como una casualidad que cuando lo medios cubanos oficialistas aplauden a la Policía represiva, y llaman a los cubanos a delatarse entre ellos, le entreguen el mando de los CDR a un agente de la Seguridad del Estado.

“Para ocupar el cargo de Coordinador Nacional de la organización cederista fue elegido el compañero Gerardo Hernández Nordelo, quien se desempeñaba como Vice Coordinador Nacional”, publicó el diario Granma del Partido Comunista.

Hernández, de 55 años de edad, cumplió misión internacionalista en la República Popular de Angola, y lideró la red de la que formaron parte Antonio Guerrero, René González, Ramón Labañino y Fernando Gonzálezlos cinco agentes de inteligencia de la isla que se infiltraron en organizaciones de la Florida contrarias al régimen de Fidel Castro durante los años 90, y luego fueron condenados por espionaje y otras actividades ilícitas.

Los espías fueron también protagonistas de una amplia campaña que hizo el régimen dentro y fuera del país para promover su liberación. Finalmente fueron extraditados a la isla en 2014 por un acuerdo entre Raúl Castro y Barack Obama y desde entonces continúan trabajando en instituciones gubernamentales y son figuras de cierta importancia pública en la “Mayor de las Antillas”.

A inicios de julio el diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, pidió a los cubanos que sembraran una piña por cada Comité de Defensa de la Revolución (CDR). El video con estas declaraciones fue publicado en redes sociales, y el usuario que lo compartió, Alejandro Corrales, dijo: "Ahora la piña es la base de todo. Dice el calvo espía del rolex".

En las imágenes se observa a Hernández, entonces vicecoordinador de los CDR en Cuba, con una piña en mano y rodeado de decenas personas con sus mascarillas puestas.

"Ustedes representan a varios CDR. El país tiene cerca de 138000 CDR. Si un solo cederista por CDR se le ocurre sembrar una piña; uno solo por CDR, ¿de cuántas piñas estamos hablado? 138000 piñas. En el momento en que vivimos nosotros que el Estado tiene dedicar recursos importantes a importar alimentos es un aporte significativo", expresó el funcionario del régimen cubano.

Gerardo, en compadrazgo del gobernante Miguel Díaz-Canel, parece que va a incluir en su repertorio populista toda clase de frutas. Días antes, durante un recorrido por la provincia de Sancti Spíritus había llamado a los cubanos a sembrar calabazas para mitigar la escasez de alimentos que afecta al país.