El destino del Paseo Marítimo de 1ra y 70 sigue siendo incierto
La falta transparencia por parte de las autoridades con respecto al destino de la Zona de Desarrollo Paseo Marítimo de 1ra y 70 siguen preocupando a los cuentapropista vinculados a ese proyecto
El destino del Paseo Marítimo de 1ra y 70 continúa siendo incierto
 

Reproduce este artículo

La falta de claridad por parte de las autoridades con respecto al destino de la Zona de Desarrollo Paseo Marítimo de 1ra y 70, en el municipio capitalino de Playa, continúa causando preocupación entre los cuentapropista vinculados a ese proyecto.

En horas de la mañana de este 28 de octubre, la usuaria de la red social Facebook que se identifica como Flor Noralba Ponce Nodal realizó en su perfil una publicación donde se pregunta, ¿se cancela la zona de desarrollo 1era y 70?

Flor Noralba refiere en su texto que "desde que se dio la polémica del muro de 1era y 70, cierta alarma se activó".

Así mismo alerta que "resulta indignante la situación que está a punto de acontecer, o mejor dicho lo que se viene cocinando a espaldas de los más afectados, con decisiones que ya se han tomado y que sólo les están dando largas porque no tienen explicación jurídica ni razonable para dar la cara", dice en alusión al posible cierre del proyecto, y a continuación enumera las razones que la llevan a pensar de esa manera.

"1- La Habana tiene abierto cada establecimiento posible comercial (climatizado o no) y en esta área han puesto innumerables trabas para que no comiencen a dar servicio, y en mi modesta opinión creo que es uno de los pocos lugares que tienen garantizado el cumplimiento de las normas de bioseguridad".

"2 - Durante la primera etapa de cuarentena circuló información de que habían ciertas inconformidad por parte de los ejecutivos del proyecto del hotel con la existencia de éstos establecimientos, según ellos porque restaba a la imagen del lujoso hotel 3era y 70".  

"3- A raíz de la polémica de la construcción del muro y producto de la resistencia de la población a la existencia del mismo (no así a los pequeños negocios privados de ciudadanos cubanos) se pronunciaron instituciones —a través de un artículo— que hasta ese momento eran inexistentes, entre ellos medioambiente, en dicho artículo mencionaban cuestiones respecto a que no tenían conocimiento de que se estuviera cumpliendo con las medidas de protección en ésta área".

"4- Con los constantes cambios que afronta nuestro país, y la presión que hay para que supuestamente todo funcione, ahora, planificación física exige a los dueños de cada establecimiento modificar sus instalaciones e incluso trasladarlas de lugar, luego de casi un año de funcionamiento, sumando el período de cuarentena; y ponen trabas tan absurdas como trasladar a otro punto un establecimiento de 2 pisos, la mayoría se han adaptado en tiempo récord y no pasa nada".

"5- Nadie se había preocupado por esta área hasta que un grupo de personas decidieron apostar por este proyecto junto al Gobierno del municipio Playa, mostró que es un proyecto con resultados no solo para ellos sino también para toda la población que encontró en ese pedacito de costa un lugar de disfrute en medio de tantas carencias, ¿y ahora no quiere abrir? Cuando por sus redes oficiales recalcaron que se iría haciendo paulatinamente según fueran estando listos".

"6- Me resulta muy extraño que ningún periodista se haya preocupado y pronunciado por el cierre sostenido de ésta área, teniendo tanta demanda por parte de la población, cuando por cosas digamos insípidas hacen una tormenta en un vaso de agua".

"7- Nadie sabe nada: se llevan los kioscos de artesanía para comunales, cargan con ellos de un día para otro, los dejan a merced de las 'buenas conductas sociales', los desmantelan y cuando los afectados van a preguntar ¿qué pasó? Se lavaron las manos como Poncio Pilatos y la respuesta fue: nosotros no tenemos ya nada que ver con eso".

"8- Circulan quejas en las redes sociales con respecto a este sin sentido y nadie se pronuncia, cuando por otras cosillas hacen publicaciones que no generan ningún contenido de calidad".

Luego de esto Flor Noralba se pregunta: "¿Qué está pasando realmente con la Zona de desarrollo de 1era y 70, Paseo Marítimo?", y ella misma trae la respuesta: "Creo que se están burlando descaradamente de cada uno de los ciudadanos cubanos que han invertido sus ahorros y préstamos en este lugar; tanto el Gobierno Municipal de Playa como el Gobierno General de La Habana saben realmente qué está pasando, y lo que están aplicando es la política de desgaste y buscando fisuras legales para de ahí mismo hacer catarsis y con el habitual 'método del plumazo' y reubicando 'responsables insuficientes' y tildar a todos los afectados como multiplicadores de las malas prácticas".

Uno de los cuentapropista afectados que recientemente se comunicó con ADN Cuba, respecto a esta publicación de Flor Noralba dijo que "todavía al día de hoy no hemos tenido respuesta de nada", y agregó: "Nos mandaron a hacer muchísimas transformaciones al comienzo de esta nueva normalidad, bajo la historia que solo así era la única forma que pudiéramos funcionar mejor y lograr una imagen visual mucho mejor.

Entonces, si ellos dieron su palabra de que haciendo esas transformaciones podíamos trabajar, realmente no quisiera pensar que después de habernos hecho hacer todo eso, que no fue para nada barato en ningún sentido, ahora no nos dejen abrir más".