Condenan a nueve cuentapropistas en Ciego de Ávila por evasión fiscal

La deuda conjunta de los sancionados es superior a los cinco millones de pesos, según la ONAT
Calle en Ciego de Ávila
 

Reproduce este artículo

Autoridades judiciales en Ciego de Ávila juzgaron a nueve cuentapropistas de la provincia por el delito de evasión fiscal, al haberse determinado sus deudas y vencido el plazo requerido para el pago, informó el diario local Invasor. 

Los trabajadores por cuenta propia, ocho de Morón y uno de la cabecera provincial, recibieron indistintamente sanciones de privación de libertad, comprendidas entre tres y cuatro años, y de trabajo correccional con y sin internamiento, así como el mandato de pagar el total de la deuda contraída con “el fisco”.

La subdirectora primera de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) en Ciego de Ávila, Maidelis Díaz Aragón, dijo a Invasor que la entidad fiscalizadora agotó los recursos legales y de convencimiento con los sentenciados, cuyo adeudo conjunto es superior a los cinco millones de pesos.

La funcionaria aseguró que los tributos captados por el Estado permiten respaldar muchos de los gastos sociales, por lo que la evasión fiscal es un delito serio en cuyo enfrentamiento la ONAT tiene hasta cinco años para procesar expedientes.

Díaz Aragón explicó que el mayor problema que enfrenta actualmente la ONAT en Ciego de Ávila es el incumplimiento del pago de las contribuciones, lo cual refirió como “una indisciplina grave”, que “conduce a la falta de financiamiento en el Presupuesto” y, por tanto, “frena o impide la ejecución de obras de bien público”.

Hasta febrero, en Ciego de Ávila fueron identificados 137 contribuyentes del sector privado, llamados eufemísticamente por el oficialismo cubano cuentapropistas, que han incumplido sus obligaciones fiscales. 

Fueron multados o se les determinó deudas, según datos de la ONAT, por un valor superior a los 198.000 pesos.

Morón y la ciudad capital son los territorios con mayor incidencia de indisciplina fiscal, pero en todos los municipios hay contribuyentes morosos, una conducta que es proclive a la evasión, de acuerdo con el reporte de Invasor.

Un reportaje del diario oficialista Trabajadores detalló que en 2017 la ONAT procesó y presentó a tribunales a más de 200 evasores fiscales, 155 de los cuales fueron sancionados.

La autoridad fiscalizadora cubana ejecuta operativos fiscales contra el aumento de precios en el sector privado y la subdeclaración de los contribuyentes. Al cierre del 21 de marzo, había desarrollado 2.681 acciones de control fiscal, mediante las que determinó adeudos con el Presupuesto del Estado ascendentes a más de10 millones de pesos.

Cuentapropistas cubanos consideran excesivos los impuestos que deben pagar a la ONAT por su labor, en tanto no disponen de un mercado mayorista en el país ni de otras facilidades que contribuyan a la rentabilidad de cualquier emprendimiento.