"Nos estamos muriendo de hambre": escasez de alimentos toca fondo en Cuba
La falta de alimentos se agudiza en los territorios más afectados por rebrote de coronavirus en las últimas semanas
Escasez de alimentos toca fondo en Cuba
 

Reproduce este artículo

La falta de alimentos se agudiza en los territorios más afectados por rebrote de coronavirus en las últimas semanas, según cubanos que residen en esas localidades.

En Ciego de Ávila, con uno de los índices de contagio más altos del país, el Consejo de Defensa Provincial (CDP) y las autoridades sanitarias decidieron abrir el acceso al interior del municipio cabecera.

El bicitaxista José Carlos Fernández nos cuenta que logró entrar al casco histórico, pero no había nada que comprar. El panorama epidemiológico continúa siendo complicado en la zona norte donde él reside y fue cerrado nuevamente el reparto 9 de abril, donde hay casos sospechosos y están aislados los vecinos en sus hogares.

“Visité la ciudad y no hay nada de nada, no hay nada en las placitas y tampoco en los mercados. Abrieron la cuidad, pero no ganamos nada con eso, yo hacía tres meses que no podía entrar, fui hoy y regresé con las manos vacías, y nos estamos muriendo de hambre”, concluyó José Carlos.

El municipio Avileño de Baraguá, donde vive el activista Leonit Carbonell, sumado al desabastecimiento de alimentos, resiste ahora un brote de dengue. Allí hay muchas personas internadas y no están fumigando.

“Esta desabastecido todo y están cerradas las tiendas en Moneda Convertible (CUC); las personas que compran en la bodega de mi barrio, están como locos preguntándole a la administradora del establecimiento para ver cuándo van a vender los alimentos de la canasta básica por la libreta de racionamiento, que usualmente ocurre los primeros días de cada mes, no son muchos, pero es algo y todo el mundo tiene hambre”, dijo Leonit.

En Sancti Spíritus este miércoles las autoridades decidieron aplazar el inicio del curso escolar 2020-2021 que estaba previsto para el 2 de noviembre próximo, debido a la compleja situación epidemiológica.

En la capital espirituana no hay alimentos y ahora se complica la situación, porque El Porcinador, que es el centro principal de elaboración de mortadela, picadillo y otros embutidos, fue cerrado por el contagio de varios empleados, reporta el periodista independiente Adriano Castañeda.

El martes el Noticiero Nacional de la Televisión Cubana emitió un reportaje donde se informó del decomiso de 140 quintales de frijoles a un hombre el Sancti Spíritus. “Se complica cada día el prolongado desabastecimiento a la población, no hay café, no hay azúcar, no hay sal, mientras que sigue el hostigamiento en contra de carretilleros y vendedores que están siendo multados y se le decomisa los productos que intenta vender”, apuntó el comunicador.

Desde Pinar del Río, otra con altos índices de contagio, el activista José Rolando Cásares pasó este martes varias horas para comprar el aceite que le correspondía por su núcleo y no alcanzó. En su barrio en el reparto Hermanos Barcón, situado en la carretera de San Juan, hay varias manzanas aisladas por casos bajo sospecha.

“Todo es una restricción total por la tarjeta y por consumidor y núcleo, tienes que hacer una enorme cola y esperar para ver si tienen suerte y logras comprar, sino tienes que esperar a la segunda vuelta, cuando vuelvan a surtir”, dijo el opositor.

En el municipio pinareño de Los Palacios fueron informados dos casos positivos el martes, en el Consejo Popular Paso Real de San Diego.

Desde la zona el comunicador Maikel Norton informa que “hay un total desabastecimiento del agro y no hay absolutamente ninguna acción de los funcionarios del gobierno. Recemos a Dios que esto no se incremente, porque verdaderamente es terrible la situación”, dijo Norton.

Redactado con información de Radio Televisión Martí.