Critican a tienda Clandestina por “burlarse de quienes buscan escapar de la dictadura”

La cubana Idania del Río y la española Leire Fernández, dueñas de la tienda “Clandestina”, fueron acusadas de burlarse de quienes huyen de Cuba.
Clandestina (EFE)
 

Reproduce este artículo

La cubana Idania del Río y la española Leire Fernández, dueñas de la tienda “Clandestina”, pidieron disculpas por “burlarse de quienes buscan escapar de la dictadura” en un mensaje que compartieron en redes sociales.

“Lamentamos profundamente que nuestro mensaje fuera ofensivo. No era nuestra intención. Nos hemos equivocado”, declararon en redes sociales. “Intentamos con el humor poner un poco de azúcar en la terrible realidad que muchos de nosotros enfrentamos”, dijeron como excusa.

La tienda de ropa utilizó un anuncio en redes donde bromeaba con los viajes de cubanos al exterior, especialmente a Nicaragua, para comprar productos básicos debido a la crisis económica, lo que provocó reacciones de usuarios en Facebook y sobre todo Twitter.

“Burlándose de gente que se juega la vida para escapar de una dictadura donde a ustedes sí les dejan tener las oportunidades por las que ellos se juegan el pellejo”, declaró la usuaria que se identifica como Estela en esa red social.

“Espero que Clandestina retire campaña, pida disculpas, comience a denunciar condiciones de emigración cubana a través de la selva del Darién, con complicidad de gobiernos implicados. No se puede jugar con el dolor”, dijo por su parte Marta María Ramírez.

Clandestina no ha estado exenta de críticas y ha levantado polémica desde que se diera a la fama en 2018, cuando diseños de sus creadores aparecieron en pasarelas de Nueva York y la marca fuera auspiciada por Google para la pasarela en el Museo de Bella Artes de La Habana.

La tienda, ubicada en La Habana Vieja, se convirtió en estandarte de la apertura empresarial cubana durante el llamado deshielo con los Estados Unidos. La cubana y la española apoyaron el fin de las sanciones contra Cuba y la normalización de relaciones entre los dos países.

Usuarios en redes sociales y activistas opositores en Cuba señalan a Del Río y Fernández por mantener una posición ambivalente sobre la represión en la isla y buscar el beneplácito del Gobierno.

Con que Biden permita viajar a Cuba, dé una imagen de Cuba como un país amigo... ya es un cambio radical para las cajas de los emprendedores”, dijo a The Associated Press  Fernández en referencia a los propietarios de pequeños negocios en 2021.

Meses antes de estas declaraciones, la compañía de moda independiente de la Isla fue cuestionada por no tomar una postura clara respecto a la represión en la isla, especialmente con el hostigamiento al Movimiento San Isidro.