Durán sobre 8 de Marzo: Cuba celebra con alegría mientras en el mundo hay feminicidios

El doctor Francisco Durán, director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, utilizó su habitual conferencia sobre la pandemia en Cuba, para hacer proselitismo castrista y ofrecer una imagen distorsionada de la situación de las mujeres en la isla
Francisco Durán, funcionario de Salud castrista
 

Reproduce este artículo

El doctor Francisco Durán García, director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), utilizó su habitual conferencia sobre la pandemia en Cuba, para hacer proselitismo castrista y ofrecer una imagen distorsionada de la situación de las mujeres en la isla.

Este lunes 8 de marzo, luego de felicitar por el Día Internacional de la Mujer a sus colegas y a quienes laboran en la transmisión de sus conferencias, con una frase de José Martí incluida, Durán aseguró que “no tenemos dudas de que triunfaremos en el control de la COVID porque [las mujeres] nos han acompañado en todo momento”.

Y continúo diciendo en televisión nacional que mientras “en el mundo, en muchos países, son días de protestas por los feminicidios, por las violaciones [de las mujeres] y por las violaciones a sus derechos, en Cuba lo celebramos con mucha alegría”.

El periodista Carlos Alejandro Rodríguez criticó que “la propaganda política no tiene límites en Cuba. (…) ¿De qué alegría habla este vocero oficialista? La única celebración que cabe hoy es la del esfuerzo de muchas mujeres, que por su cuenta o nucleadas en grupos feministas no reconocidos oficialmente, han trabajado sin descanso por visibilizar la violencia machista en la isla y exigir una ley integral que las proteja de los abusos, vejaciones e incluso la muerte”.

En un post de Facebook, Rodríguez, quien debió exiliarse por su colaboración medios independientes, señaló que a las activistas feministas “el gobierno, si hay que mencionarlo, jamás las ha apoyado. Muy por el contrario, ha obstaculizado que las demandas por una norma legal contra la violencia de género avancen y se conviertan en ley”.

Mientras el médico, que ha ganado notoriedad y seguidores por ser el rostro más visible del oficialismo contra la pandemia, lamenta las “violaciones” y feminicidios en el mundo, parece desconocer los ocurridos en su país.

“Alguien debe decirle a Durán García que, en lo que va de 2021, la plataforma Yo Sí Te Creo en Cuba ha reportado ocho feminicidios. Y que su gobierno, en todo caso, lo que puede 'celebrar' hoy es que no haya ninguna ley de género, que la violencia machista siga campeando por su cuenta en Cuba, y que las activistas, artistas y periodistas independientes sean blanco de la violencia política con sesgo de género”.

El periodista opina que “si no hay protestas no es porque las cubanas estén alegres o conformes, sino porque (sobre)viven bajo un régimen que ha atacado ferozmente la libertad de expresión y ha condenado a todes los que, en cualquier ocasión, han salido a la calle a demandar sus derechos”.

 

Durán habla por las mujeres, y obvia las reprimidas

En la isla varios activistas y periodistas independientes, mujeres y hombres, amanecieron con agentes de la Seguridad del Estados y de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) apostados a las afueras de sus viviendas, para impedirles hacer uso de su derecho a la libertad de movimiento.

Lo que podría haber sido un día de celebración para estas familias, una jornada de encuentro entre amigas y colegas o de vindicación pacífica de sus derechos, transcurrió marcado por la represión.

Mientras el Dr. Durán habla sobre la supuesta alegría de todas las mujeres en Cuba, el régimen las mantiene oprimidas, porque no es solo el caso de las que reclaman sus derechos, o de las que trabajan cada día para que el castrismo llegue a su fin, sino que numerosas cubanas se enfrentan a largas y agotadoras colas para tener algo de comida que llevar a sus casas.

Este lunes amanecieron sitiadas la actriz y coordinadora del Movimiento San Isidro, Iriz Ruiz, y cuenta de ello dio la escritora y periodista cubana María Matienzo en su cuenta te Twitter:

"Así celebra el #8M la actriz y activista Iris Ruiz, vigilada, ella y sus hijas. (...) Este es la Presidencia de Cuba que sentaron en el consejo de #DDHH de la ONU".

La activista Anyell Valdés, una de los acuartelados de San Isidro, también amaneció rodeada por la Seguridad del Estado, según se pudo apreciar en una directa que hizo en su perfil de Facebook el objetor de conciencia Adrián Rubio.

Otra de las mujeres cubanas que fue víctima de la represión del régimen este día fue la poeta Katherine Bisquet, según escribió en redes sociales: “no es sólo la significancia de este día lo que procura que muchos hoy, en este instante, estemos sitiados, ya que todas las fechas son ahora para nosotros no calendario festivo o feriado, sino calendario presidio, calendario arbitrario, calendario infeliz”.

“Es, pienso, la demostración del miedo y la ineptitud abrazadas, lo que convierte estos días en torpes fechas para dedicarse solo al acuartelamiento en nuestras propias casas. Yo les quisiera explicar a la SE (Seguridad del Estado) o CI (Contrainteligencia) que yo no me manifiesto solo los días festivos, o en las fechas claves de su épica revolucionaria; no me interesan. Me manifiesto todos los días, mientras sigamos viviendo bajo el peso de un sistema dictatorial”, agregó.

A las conocidas periodistas independientes Luz Escobar y Camila Acosta también la policía política les impidió salir de su vivienda.

“Hoy 8 de marzo, un oficial de la Seguridad del Estado vestido de civil junto a dos mujeres con el uniforme del Ministerio del Interior están en la entrada de mi edificio para impedirme salir a la calle. Informar no es delito”, escribió Escobar en Twitter.

Por su parte la curadora e historiadora de arte, Carolina Barrero, denunció en horas de la tarde tener una patrulla policial al doblar de su casa en La Habana. Sin embargo, ella decidió salir.

“Soy una mujer libre. Que sea el día para todos, hombres y mujeres que sufren la opresión y el acoso de un poder sobre impuesto. Que sepan que tenemos el poder de decir que no”, señaló. Barrero fue detenida arbitrariamente, por varias horas, secuestrada a manos de la Seguridad del Estado.

Este 8 de marzo activistas y organizaciones de la sociedad civil cubana firmaron una declaración para llamar la atención contra la violencia de género en la isla y la necesidad urgente de legislaciones que protejan a esta población.