Odrisamer Despaigne ratifica su apoyo al Movimiento San Isidro

Otrora lanzador de los equipos Industriales y Cuba, Despaigne aseguró que siempre apoyará al MSI y seguirá todas sus acciones para “aportar su granito de arena en la lucha”, alzando la voz por ellos y todos los reprimidos
Odrisamer Despaigne en la directa con Esteban Rodríguez y Osmani Pardo
 

Reproduce este artículo

El lanzador cubano Odrisamer Despaigne, que se desempeña en la liga profesional de béisbol de Corea del Sur, ratificó su apoyo al Movimiento San Isidro (MSI), el cual, dijo, le enorgullece como cubano por su lucha abierta contra las arbitrariedades del régimen.

Siento mucho orgullo por todos esos muchachos que son vecinos míos, aseveró el pelotero este lunes en una directa con los activistas Esteban Rodríguez y Osmani Pardo a través de las plataformas de ADN Cuba. Muchos de ellos son artistas, aunque la dictadura no lo quiera reconocer, y nos representan a los que sufrimos los abusos de la dictadura, agregó.

Otrora lanzador de los equipos Industriales y Cuba, Despaigne, que vivió parte de su vida en el capitalino barrio de San Isidro, aseguró que siempre apoyará al MSI y seguirá todas sus acciones para “aportar su granito de arena en la lucha”, alzando la voz desde fuera de la isla por ellos y todos los reprimidos.

“Me mantengo al tanto de todo lo que pasa en Cuba. Extraño poder compartir con mis amigos y añoro que la libertad de Cuba empiece dentro de poco”, afirmó el pelotero.

Cuestionado por Rodríguez sobre la veracidad de los argumentos que sostienen que el Inder en Cuba está fuera del gobierno y, por tanto, los deportistas de la isla podrían contratarse en el exterior sin estar vinculándose directamente a cuestiones políticas relacionadas con la estabilidad del régimen, Odrisamer sentenció que son puras mentiras y manipulaciones.

El gobierno controla todo lo relacionado con el deporte a través del Inder, que reprime y sanciona a los deportistas que discrepen ideológicamente con el sistema y cuestione la situación del país. “Ojalá y mis colegas puedan jugar en cualquier liga sin que el gobierno esté metido de por medio”, deseó.

Tal y como comentó a inicios de año, en la directa con Rodríguez y Pardo -dos de los acuartelados en San Isidro en noviembre pasado-, Despaigne reconoció que mientras exista la dictadura y ésta controle todo lo que pase en Cuba, no vestiría nuevamente la camiseta del equipo Cuba o Industriales.

“Amo mi patria y estoy orgulloso, me gustaría representarla, pero no con el régimen actual que oprime y viola los derechos humanos”, subrayó.