Habaneros duermen en la costa para comprar en tienda de 3ra y 70

Para poder comprar durante el día en el mercado habanero de 3ra y 70 un grupo de cubanos “se esconden por la madrugada en el balneario, detrás del hotel Tritón y en la costa con autos y todo”
Larga fila de personas en mercado de La Habana. EFE/Ernesto Mastrascusa
 

Reproduce este artículo

El Mercado 3ra y 70, ubicado en el municipio capitalino de Playa, es uno de los establecimientos que en 2020 el régimen destinó para que formaran parte de la red que a nivel nacional comercializan sus productos en Moneda Libremente Convertible (MLC).

Por tratarse de una tienda que opera en monedas que no circulan en Cuba, cualquiera esperaría que no hubiera ningún tipo de aglomeración para acceder a ella, como ocurre con las que funcionan en peso cubano, pero la realidad ha sido que desde su reinauguración, la larga cola en su entrada no ha desaparecido. Solo en estos comercios existen, con relativa disponibilidad, la mayoría de los productos que necesita el pueblo.

Debido a la constante concurrencia de clientes al Mercado 3ra y 70, las colas se mantienen las 24 horas del día, la cual con la imposición de un segundo toque de queda el pasado 5 de febrero, como parte de las medidas para hacer frente a la pandemia de la COVID-19, al menos debió desaparecer durante la noche, pero según testimonios publicados este 23 febrero por la plataforma oficialista Cubadebate, esto no sucedió, sino que, violando las medidas y a riesgo de ser multados con cuantiosas sumas, incluso ser encarcelados por el delito de propagación de epidemias, algunos cubanos se las han arreglado para mantener su puesto en la fila en los alrededores de la tienda.

Uno de estos testimonios es el del internauta que se hace llamar Holos, quien refiriéndose a los que persisten en mantener la cola las 24 horas del día dijo:

"Tienda: 3ra y 70. Se esconden por la madrugada en el balneario, detrás del hotel Tritón y en la costa con autos y todo. Violando las medidas de restricción en el horario de la madrugada. Los constructores de los hoteles son testigo. Aparecen en manadas a las 4:45 a.m.”

Por su parte otra lectora de Cubadebate señaló:

"Holos tienes razón, esto me ocurrió, la semana pasada fui a 3ra y 70, a las 5:30 a.m. y había un pueblo, pude entrar a la 3:00 p.m. Te digo además que el hombre que escanea carnet, se deja sobornar, pues entraron personas que no se les había escaneado el carnet y otras que no eran de provincia Habana, con otras personas que no le dieron dinero, el hombre se puso intransigente. Es penoso, se aprovechan de la escasez para enriquecerse de manera ilegal".

Lo peor de esta situación es que está generalizada en todas las tiendas de La Habana que operan en MLC, como bien refieren otros internautas que interactuaron con Cubadebate en su artículo titulado "La opinión del lector: En Centro Habana no se aplica casi nada de las medidas orientadas".