Díaz-Canel llena de presos políticos cárceles cubanas, mientras dice que EE.UU es “violador de los DDHH”
Díaz-Canel expresó que Estados Unidos es el "mayor violador de los derechos humanos" del mundo. Sin embargo, el mandatario del régimen cubano, desde que formalmente asumió la representación del poder no ha dejado de llenar las cárceles de presos políticos, perseguir a activistas y periodistas independientes, entre otros abusos
El presidente designado Miguel Díaz-Canel y el general Raúl Castro. Foto: AP
 

Reproduce este artículo

El presidente designado por el general Raúl Castro para ser continuidad de la dictadura, Miguel Díaz-Canel, expresó este jueves que Estados Unidos "es el mayor violador de los derechos humanos" del mundo.

Sin embargo, el mandatario del régimen cubano, desde que formalmente asumió la representación del poder en la isla, no ha dejado de llenar las cárceles de presos políticos, perseguir a activistas y periodistas independientes, entre otros abusos.  

Díaz-Canel compartió en Twitter un artículo relacionado con el tema, que publicara el medio de propaganda del Partido Comunista Granma.

En su tuit, el presidente ilegítimo sostuvo nuevamente que el embargo “genocida e ilegal a Cuba es expresión de ello”, la principal carta de la dictadura para esconder su propia ineficiencia y corrupción.

A las sanciones de Estados Unidos, el régimen achaca la causa del desabastecimiento general que sufren los cubanos, obviando que la isla importa millones de dólares en productos norteamericanos, y que el castrismo bloquea la ayuda humanitaria enviada del exilio.

En el colmo del cinismo, el artículo compartido por Díaz-Canel se refiere a lo dicho por el embajador de la dictadura venezolana ante el Consejo de DDHH de la ONU.

El diplomático chavista Jorge Valero arremetió contra la Casa Blanca, mientras en su país Nicolás Maduro reprime, con el apoyo y benevolencia de Cuba, a opositores de su régimen sean lo mismo de izquierda que de derecha.


Recientemente, la Comisión Internacional Justicia Cuba decidió iniciar una investigación por crímenes de lesa humanidad contra el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel, según expresó la organización, por su responsabilidad en la muerte del preso político Yosvani Aróstegui Armenteros.

La isla mantiene un récord vergonzoso en materia de derechos humanos y el número de fallecidos en presidio político por huelgas de hambre, una herramienta de lucha no violenta. Es una evidencia más de las falta de garantías dentro del sistema legal cubano y en la historia del presidio político.

Desde 1966 hasta 2020, han fallecido al menos 14 prisioneros políticos a causa de huelgas de hambre, según una lista difundida por dicha Comisión.

En marzo de 2016, durante la visita de Barack Obama a Cuba, el líder del régimen cubano, Raúl Castro, expresaba con desfachatez ante las cámaras internacionales que en la isla no había ni un solo recluso por razones políticas: "Si hay esos presos políticos, antes de que llegue la noche van a estar sueltos", se atrevió a decir.

La realidad es que hay más de un centenar, y al menos 14 han muerto poniendo su cuerpos en huelga, límite al que solo llega quien lo ha perdido todo o se lo han arrebatado.