Represión a periodistas cubanos es denunciada en la SIP

En un intercambio virtual sobre “El estado de la libertad de prensa en las Américas”, organizado por Sociedad Interamericana de Prensa, se denunció la represión en Cuba contra los periodistas independientes
Ilustración sobre falta de libertad de prensa. Imagen: Tomada de espaciopublico.ong
 

Reproduce este artículo

En un intercambio virtual sobre “El estado de la libertad de prensa en las Américas”, organizado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), se denunció la represión en Cuba contra los periodistas independientes y se habló a favor de la democracia en la isla castrista.

La convocatoria llegó mediante la Comisión de Libertad de Prensa e Información, presidida por Carlos Jornet, de La Voz del Interior (Argentina). El reportero cubano Henry Constantín Ferreiro, director de La Hora de Cuba, habló sobre la difícil situación de los disidentes al régimen cubano, y aquellos periodistas que intentan ejercer la profesión fuera de los medios oficialistas.

Constantín detalló que en los últimos meses se han incrementado los cortes de internet y telefonía celular a los reporteros, como una estrategia de la policía política para incomunicarlos, y de esta manera evitar que transmitan la realidad de lo que acontece en el país.

El periodista camagüeyano comentó, además, que para poder conectarse de un modo seguro a este intercambio entre periodistas de la Sociedad Interamericana de Prensa, no había anunciado nada en las redes sociales, porque eso pondría en alerta a la Seguridad del Estado que seguramente se le interrumpiría el servicio. Así ha ocurrido recientemente con otros colegas cubanos durante directas o videoconferencias.

No obstante, Constantín reconoció que esta no es la parte más agresiva que está viviendo la prensa independiente y la sociedad civil. El periodista comentó sobre los sucesos relacionados con el acuartelamiento y la huelga de hambre iniciada en noviembre pasado por un grupo de artistas, activistas y reporteros independientes como Iliana Hernández, Esteban Rodríguez y Carlos Manuel Álvarez; quienes exigían al régimen la liberación del rapero contestatario Denis Solís, encancerado injustamente luego de un juicio sumario sin garantías legales.

Constantín, explicó que los huelguistas fueron desalojados de forma violenta de la sede del Movimiento San Isidro, en Damas 955 en La Habana Vieja y que luego sufrieron durante semanas la constante persecución policial.

A partir de estos hechos la Seguridad del Estado incremento el arbitrario arresto domiciliario contra miembros de la sociedad civil a favor de los derechos humanos y periodistas independientes. Según precisó, patrullas policiales imponen un cerco policial con vigilancia constante para evitar que salgan de sus casas y de hacerlo son detenidos al momento.

El director de La Hora de Cuba, explicó que la persecución, el acoso y la imposición  de arrestos domiciliarios también se incrementaron durante los días del VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), y que aunque concluyó este 19 de abril aún varios reporteros continúan sitiados arbitrariamente.

Constantín subrayó que “el Congreso concluyó con una frase muy poco esperanzadora: 'La paciencia de este pueblo tiene límites'”, dicha por el presidente designado Miguel Díaz-Canel, quien también según se anunció sustituye a Raúl Castro, como Primer Secretario del PCC.

El periodista acotó que la frase iba dirigida a “a todos los que desde el periodismo y el arte independiente, y la sociedad civil, estamos desafiando al poder”.

En el encuentro virtual de la SIP se desarrolló con la realización de los paneles Estigmatización, Agresiones contra periodistas y medios; y Acoso judicial y legal, con la participación de prestigiosos reporteros del continente.

 

El país con menos libertad de prensa de América

Cuba repitió como peor país de América en el ranking 2021 sobre Libertad de Prensa en el Mundo, publicado este martes por la organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF).

La isla, donde gobierna una dictadura del Partido Comunista (único permitido), repite su posición del 2020, como el más crítico del continente en este indicador.

Se ubicó en el puesto 171 y es la única nación de América que aparece indicada como “negro” en el mapa de libertad de prensa, lo que significa que la situación es considerada “muy grave”. Eso, en un territorio que está, junto con Europa, entre “los continentes más favorables a la libertad de prensa”.

Por detrás de Cuba se ubicaron en la lista de los peores países, en ese orden, aquellos con gobiernos autoritarios que como el castrismo censuran y persiguen a los periodistas: Laos, Siria, Irán, Vietnam, Yibuti, China, Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea.

En la isla de la mal llamada “Revolución Cubana”, solo son permitidos los medios adscritos al Partido Comunista. Mientras, los periodistas independientes son perseguidos y detenidos por la policía política, enjuiciados mediante artimañas legales, difamados por los medios oficialistas sin derecho a réplica, golpeados por turbas favorables al régimen, periódicamente arrestados en sus domicilios de forma arbitraria, y sufren cortes de telefonía e internet por parte del monopolio estatal de las telecomunicaciones, Etecsa, entre otras agresiones.