Eduardo del Llano: "a cualquier bobería le llaman represión"

Según el realizador audiovisual, en Cuba, “ya a cualquier bobería le llaman represión, horror y dictadura". Los comentarios no se hicieron esperar.
Eduardo del Llano-Foto
 

Reproduce este artículo

El director de cine Eduardo del Llano ninguneó la represión contra jóvenes artistas la víspera, en la que estuvieron implicados funcionarios de alto nivel del régimen castrista.

Según Del Llano, “ya a cualquier bobería le llaman represión, horror y dictadura. Hay mucha gente que está loca por emigrar, o más, por cambiar el sistema, para poder disfrutar de una represión de calidad”.

El post del artista en redes sociales provocó innumerables reacciones. El usuario Raidol Antonio Matos declaró: “el bipolar de manual vuelve al ataque”. Y Roberto Otero le contestó: “¡Cuidado, eh! No es un bipolar cualquiera, es un bipolar oportunista que sabe el momento adecuado para ‘cambiar de polos”.

Mientras tanto, Zunay Toledo dijo: “una cosa es tener la cara dura y otra es tener la cara de concreto tuya”.

Este miércoles 27 de enero, funcionarios castristas encabezados por el ministro de Cultura Alpidio Alonso, secundado por sus viceministros Fernando Rojas, Fernando León Jacomino y el director de comunicación Alexis Triana, participaron en una turba que arremetió contra el grupo de artistas que pedían ser escuchados por la institución.


Los artistas agrupados en el movimiento 27N habían acordado con el viceministro de Cultura, Fernando Rojas una nueva ronda de negociaciones a través de varios correos entre diciembre y enero, y fueron hasta el Ministerio a pedir explicaciones por las injurias vertidas contra ellos en medios estales y en espera de que el funcionario cumpliera con su palabra.

El régimen rápidamente convocó a sus fuerzas de seguridad y cercó las calles para evitar otra manifestación como la del 27 de noviembre, cuando se congregaron allí más de 400 personas.

Los participantes fueron detenidos con violencia aproximadamente a la 1 de la tarde este miércoles, y tres horas después las autoridades los fueron liberando, varios de ellos con visibles muestras del maltrato. Los liberados denuncian fuertes golpizas y ensañamiento con mujeres como las artistas Camila Lobón, Celia González y la curadora y crítica de arte Solveig Font. La poeta Katherine Bisquet informó en sus redes que al reportero independiente Alfredo Martínez le fracturaron un dedo, quien luego publicó una foto con la lesión.