De alta la enfermera cubana que se contagió con coronavirus en Venezuela
La cubana Yaquelín Collado, quien se contagió con coronavirus en Venezuela, recibió el alta médica. Es la paciente de mayor estadía en una unidad de cuidados intensivos en Cuba a causa de la COVID-19
La cubana Yaquelín Collado, quien se contagió con coronavirus en Venezuela, recibió el alta médica. Foto: Carlos Rodríguez Torres

En la mañana de este viernes Yaquelín Collado, la paciente de mayor estadía en una unidad de cuidados intensivos en Cuba a causa del nuevo coronavirus, abandonó la institución hospitalaria de Villa Clara donde se encontraba ingresada desde el 24 de marzo.

“Que todo el mundo sea guerrero y luche por seguir adelante, que ayudemos a quienes podamos y sigamos adelante, que yo voy a luchar por mis hijos, por mis nietos y por mi país”, declaró horas antes de su egreso a un equipo del periódico oficialista Vanguardia.

El Dr. Jorge Eduardo Berrio Águila, director del Hospital Manuel Fajardo Rivero de Villa Clara, donde permaneció hospitalizada Collado, aseguró que jamás olvidará el caso de esta cubana de 53 años.

“Las manifestaciones clínicas de Yaquelín resultaron un verdadero rompecabezas debido a la diversidad de síntomas y un estado de salud que mejoraba y empeoraba casi al unísono. Portadora de diabetes mellitus e hipertensión arterial, entre múltiples irregularidades, atravesó por un complejo cuadro que la mantenía en estado de gravedad, por el cual requirió un tratamiento sumamente costoso para estabilizarla”, precisó el especialista a Vanguardia.

La enfermera Yaquelin Collado, residente en la ciudad de Caibarién, arribó al país el 14 de marzo procedente de Venezuela donde cumplía misión. El día 23 de ese mes comenzó con síntomas, un día después estudios de PCR confirmaron que era positiva a la COVID-19.

“Estuvo 30 días acoplada a un ventilador mecánico, que a nivel mundial se considera un predictor de mortalidad elevado en gran número de los pacientes”, aseguró el Dr. Berrio Águila.

Durante su estancia en terapia intensiva, la enfermera tuvo tres paros cardíacos. En medio de las complejidades de su estado, “se decidió aplicarle la trombolisis con estreptoquinasa, una modalidad muy común en pacientes con infarto agudo del miocardio. El proceso duró seis horas y así se convirtió en uno de los pocos casos trombolizados en Cuba producto del SARS-CoV-2”, detalló el director del hospital militar.

Mientras Yaquelín se reportaba de grave, ingresaron en la misma institución donde encontraba, a su nieto Eduardo Hernández León y su hija Yanilda León Collado. El pequeño también dio positivo a la COVID-19.

“Veía a mi mamá en medio de todo, con esa fuerza que constituía una fuente de inspiración. Si alguien de verdad merece el calificativo de guerrera es ella, y nunca podremos olvidar la profesionalidad de todo el equipo de este hospital, desde su director hasta el último de los trabajadores, a lo que se une nuestra fe y el deseo de miles (…) de cubanos y de otras latitudes que brindaron su apoyo emocional para que todo saliera bien”, subrayó su hija Yanilda León.

La “enfermera de Caibarién” como ya se le conoce venció al nuevo coronavirus. Cubanos desde  diversas partes del mundo apostaron por su bienestar.