Enfermera rusa acalorada trabajó con traje transparente, sin ropa debajo
Una enfermera rusa de 23 años estuvo a punto de ser despedida luego de que se viralizaran fotos suyas utilizando un traje protector transparente, sin ropa debajo, para trabajar en un centro de salud
Enfermera rusa en ropa interior

Una enfermera rusa de 23 años estuvo a punto de ser despedida luego de que se viralizaran fotos suyas utilizando un traje protector transparente, sin ropa debajo, para trabajar en un centro de salud de Rusia.

La joven Nadia aseguró a sus jefes del Hospital Regional de Tula que eligió el particular atuendo debido a que sentía mucho calor, y no le importó tener que visitar un ala del hospital dedicada exclusivamente a pacientes masculinos.

Nadia fue fotografiada mientras trabajaba en la sección para hombres de los pacientes respiratorios utilizando un traje transparente, y solo ropa interior debajo.

Según trascendió, luego de que se viralizaran las imágenes en redes sociales, la enfermera de 20 años fue regañada por “no cumplir con los requerimientos de vestimenta médica”.

Luego de presentar sus excusas, la enfermera aseguró que no sabía que el traje protector era transparente. A pesar de esto, el ministerio de Salud de esa región destacó en un comunicado que “se impuso una sanción disciplinaria a la enfermera del departamento de enfermedades infecciosas que violó los requerimientos”.

Según destacó el periódico inglés The Sun, no hubo quejas de los pacientes que fueron atendidos por la enfermera, aunque sí “algo de vergüenza”.

"Déjenla en paz, no ven que ya uno se levantó del coma", bromeó un usuario de Twitter en un comentario a la fotografía que encabeza esta nota, publicada por un medio de comunicación ruso  

Finalmente, la amenaza de despido contra la joven fue levantada, ya que médicos reconocieron que hay una falta de ropa médica por el avance de la epidemia.

La enfermera dijo que se había visto obligada a cerrar sus cuentas de redes sociales por el escándalo. Los médicos de la región de Tula inmediatamente mostraron su apoyo a la joven Nadia, y aseguraron que la falta de ropa de trabajo es generalizada.

“Ella no merecía ningún castigo. Lo más probable es que se diera cuenta de que el traje era transparente, pero decidió vestirse así de todos modos porque es muy difícil usar estos trajes durante mucho tiempo”, explicó un colega, según el medio TMZ.

La jefa de su hospital, la Dra. Anna Savishcheva, insistió en que Nadia no había sido castigada por las fotos, y reveló que la enfermera había recibido una visita personal y el respaldo del gobernador regional de Tula, Alexey Dyumin, de 47 años, un ex guardaespaldas del mandatario Vladimir Putin y jefe de espías militares que es señalado como futuro candidato a la presidencia en Rusia.

“No impusimos sanciones disciplinarias”, dijo la Dra. Savishcheva al medio local Vesti Tula TV.

“La chica sigue trabajando”, agregó la directora del hospital, y destacó su labor: “Es una buena empleada, una profesional que da cuidado médico de alto nivel”.