Cubana desesperada con 4 hijos y casa inhabitable denuncia falta de respuestas del régimen
Yamila Bermúdez, con 4 hijos entre ellos un bebé enfermo, desde hace 10 años vive en una casa inhabitable, y asegura ningún funcionario del régimen se ha sensibilizado con su situación
Cubana desesperada con 4 hijos y casa inhabitable denuncia falta de respuestas del régimen
 

Reproduce este artículo

Yamila Bermúdez Ramos, residente en calle E número 36, reparto Poey, municipio Arroyo Naranjo en La Habana, lamenta que ella y sus cuatro hijos, entre ellos un bebé de cuatro meses enfermo, tengan que habitar una casa en terribles condiciones de infraestructura. Durante más de 10 años ningún funcionario del régimen cubano “se ha podido sensibilizarse con mi situación” y al menos ayudarla a encontrar las vías para mejorar su vivienda.

“Es duro ver a tus hijos llorar porque las goteras les caen en la cara”, dijo esta madre cubana a CubaNet. “Sinceramente yo no creo que a estas alturas me vayan a ayudar, para mí es muela —hablar mucho sin resolver— que me están dando”, refirió Bermúdez Ramos, sobre las respuestas ofrecidas por el gobierno de La Habana durante tantos años en los que se ha sentido totalmente desamparada.

Y agregó: “Siempre me dicen que tengo que esperar a que vengan, para ver si es verdad que la casa está inhabitable y si se moja”. En un reporte en video publicado por el medio independiente se observan las terribles condiciones en que convive esta familia y, según relató la madre cubana, cuando llueve todo se moja por los huecos que tiene el techo de la casa.

“Cada vez que llueve tengo que cambiar las camas de los niños porque las goteras caen encima de ellas. Imagínate, tener que mover todo en este cuartico tan pequeño, es casi imposible. (…) Como madre me siento muy mal con toda esta situación. No es fácil ver a tus hijos despertarse en la madrugada, llorando, porque las goteras le caen en la cara, eso me saca de mis cabales, por el dolor y la impotencia de no poder hacer nada”, lamentó.

Bermúdez Ramos, precisó que en varias ocasiones la ha visitado una trabajadora social, aunque nunca se ha concretado nada para aliviar su triste situación.

“Lo único que han hecho es pedirme mis datos y más nada”, aclaró. “Me siento desamparada, sin esperanzas, triste. Me habían dicho que como era madre de más de tres niños menores de 10 años me ayudarían, pero no ha sido así, nunca he recibido ninguna ayuda del gobierno’’, señaló desesperada.

El más pequeño de los hijos de esta madre cubana, tiene 4 meses de nacido y según expresó a CubaNet padece de una afección cardiovascular. “Saben –dijo refiriéndose a las autoridades del régimen- que mi hijo tiene un soplo en el corazón, pero lo único que hacen es decir que tengo que esperar, que para todo tengo que esperar”.

Familias a lo largo de todo el país, sufren por las terribles condiciones constructivas en que se encuentran sus viviendas. Problemas heredados durante décadas sin poder resolverse y agravados cada vez por la precaria situación económica que prevalece en la isla.