Así vive otro anciano cubano abandonado por el régimen

Este hombre vive solo y no tiene ninguna familia que lo auxilie, por lo tanto, debe arreglárselas como puede en el día a día
 

Reproduce este artículo

Félix Román Bastean, de 82 años, residente en la provincia de Camagüey, es otro de los miles de ancianos cubanos abandonados por el régimen.

Una entrevista que le realizó Cubanet da cuenta de las pésimas condiciones en las que vive este hombre. Su casa apenas cumple con las mínimas condiciones de habitabilidad: el techo está en mal estado y no hay suelo hecho.

Román Bastean adquiere su comida a 2 pesos cubanos, proporcionada por el Estado para personas de bajos recursos, sin embargo, le parece escasa y de mala calidad.

"Lo que como es un sancocho que compro lejos, y tengo que ir a pie", explicó a ese medio.

Este hombre vive solo y no tiene ninguna familia que lo auxilie, por lo tanto, debe arreglárselas como puede en el día a día. 

Sobrevive con una pensión de 300 pesos cubanos (12 dólares) al mes, que no le alcanza para cubrir sus necesidades básicas.

El único medio que tenía para moverse era su bicicleta y contó que se la robaron en una ocasión que se quedó dormido por el hambre que tenía.

El poco dinero que tiene lo gasta en guaguas, por eso quisiera poder reparar su vivienda y comprarse una bicicleta.

Quienes estén interesados en ayudar al adulto mayor, lo pueden contactar a través del periodista que cubrió su caso. Su nombre es Yosvany Sepúlveda y su número de teléfono es +53 54868862.

Precisamente a finales de junio el diario estatal Vanguardia, perteneciente a la provincia de Villa Clara, reconoció a través de un artículo publicado en su sitio web la falta de atención a adultos mayores por parte de las instituciones del régimen.

"Existen irregularidades en cuanto al Sistema de Atención a la Familia (SAF) en Villa Clara, que deben ser erradicadas con el trabajo mancomunado de los Consejos de Administración Municipales", señaló el periódico. "La COVID-19 ha dejado muchas enseñanzas, sobre todo, en cosas que no hacíamos o dejábamos de hacer en cuanto a la atención a las personas más vulnerables; entre las cuales está el Sistema de Atención a la Familia (SAF)".

Según el informe presentado en el encuentro, existen en Villa Clara 8800 personas que forman parte del SAF, "pero a los Consejos de Administración Municipales les ha faltado control y seguimiento al tema, con listados desactualizados y datos incorrectos", lo que ha favorecido manifestaciones de robo de recursos y otras irregularidades, que han afectado directamente a estos grupos de personas vulnerables.

A esto hay que sumarle que la falta de voluntad política y de integralidad en su atención han provocado que muchos inmuebles se encuentren en situaciones pésimas y que existan Consejos Populares que no dispongan de este Sistema de Atención a la Familia. 

Una encuesta realizada en la central provincia reveló que en no pocas ocasiones la calidad de la alimentación es mala, así como tampoco es buena su elaboración, y que de las 111 ibstituciones del Sistema de Atención a la Familia (SAF) existentes en el territorio, un total de 59 fueron evaluados de Bien (53,1 %); 40 de Regular (36,3 %) y 12 de Mal (10,8 %).

 

Video de Cubanet