Cubadebate elimina encuesta de “Ordenamiento” que reflejó descontento popular

El medio oficialista publicó el lunes una encuesta sobre los dos meses del llamado “Ordenamiento monetario”, pero las respuestas mostraron el descontento mayoritario de la población, y este miércoles el sondeo desapareció del sitio
Cubanos caminan por Habana derruida durante pandemia. Foto: AP
 

Reproduce este artículo

El portal oficialista Cubadebate publicó el lunes una encuesta para indagar la opinión de los cubanos sobre lo acontecido durante dos meses del llamado “Ordenamiento monetario”, pero las respuestas mostraron el descontento mayoritario de la población y este miércoles el sondeo desapareció del sitio.

Los resultados de estas medidas económicas lanzadas a inicios del 2021 para acompañar la eliminación del CUC, que incluyeron entre otros cambios un discreto aumento de salarios y un drástico salto en el costo de vida de los cubanos, han sido ampliamente criticados por cubanos de todos los segmentos sociales e ideologías.

Durante las últimas semanas, la mofa popular ha sido que el plan económico del régimen en realidad es un “desordenamiento” y un caos. Por eso, cuando el principal medio digital del castrismo lanzó su encuesta le llovieron críticas.

El sondeo, lanzado este 1 de marzo, bajo el título “¿Cómo ha vivido estos dos meses de ordenamiento monetario?”, superó rápidamente los 700 comentarios, entre Facebook y la página web del medio, pero en su mayoría eran duros con la medida. Seguramente, las autoridades no se esperaban los resultados de esta encuesta en la que iban “perdiendo” en casi todas las preguntas complejas.

Sin embargo, aunque todavía puede verse el enlace en el Facebook de Cubadebate, cuando se intenta acceder este miércoles es evidente que la entrada fue borrada de la web.

El martes, el diario 14yMedio publicó la última actualización de la que se tiene noticias sobre los resultados del “experimento” fallido de Cubadebate.

“La encuesta (…) cosecha algunos resultados demoledores, como el 94% de cubanos que no pueden satisfacer sus necesidades a través de su salario (un 67% rotundamente y un 29% parcialmente). Solo el 4% de los usuarios asegura tener sus necesidades cubiertas con el sueldo que percibe y que, si bien se ha elevado, no basta para adquirir los bienes y servicios indispensables para las familias”, informó el medio independiente.

Entre otros hallazgos del sondeo, 14yMedio destaca:

  • El 78% juzga desmedido el aumento de todos los precios y el 22% de algunos de ellos. Apenas el 1% cree que son acordes a los nuevos sueldos.
  •  92% de votantes asegura que la calidad no ha mejorado con la subida de precios.
  •  41% de los encuestados no logra adquirir "los productos y servicios de primera necesidad" con el nuevo salario, jubilación o pensión.
  • La mayoría del salario de los cubanos se va en alimentación (48%), suministros (25%), artículos de aseo (18%) y transporte (6%), quedando un 2% destinado a otros gastos.
  • Un 78% de los votantes considera que la llamada reforma salarial no cumple sus objetivos.
  • 95% de encuestados consideran necesarias las rectificaciones a las tarifas o salarios.

Entre los comentarios que pudo revisar ADN Cuba antes del borrado, la mayoría de personas coincidían en la agresividad de la también llamada “Tarea Ordenamiento”.

El usuario que se identificó como Pedro, expresó: “Las tiendas en MLC son un abuso para los cubanos que no tienen forma de adquirirlo y cada vez hay más tiendas y todo lo llevan para ahí. Estoy decepcionado”.

Por su parte, Juan Carlos García comentó que “es abusivo el incremento en los profesionales. No creo justo que un médico, abogado o profesor universitario ganen la mitad de lo que gana un policía, o la tercera parte de lo que gana un administrativo o la tercera parte de lo que gana el cobrador de la luz o de Etecsa. Muy injusto y sin lugar donde quejarnos”.

Con la reforma monetaria que se comenzó a implementar el pasado 1 de enero de 2021, el régimen cubano subió drásticamente el costo de la vida en la isla. Esto incluye alimentos, servicios, medicinas y productos de higiene que, además, escasean desde hace dos años.

Aunque el gobierno presume de la subida de los salarios, la realidad es que no alcanza para cubrir necesidades básicas. Pero el castrismo al parecer no quiere escuchar lo que opinan los cubanos, o peor: no desea que el pueblo sepa la magnitud de cuántos están sumidos en el desastre económico que prolonga el Partido Comunista.

 

(Con información de Radio Televisión Martí)