Cuba sobrepasó 40 mil casos de la COVID-19

Cuba acumula 40 mil 765 casos del coronavirus SARS-CoV-2 y 277 fallecidos por la COVID-19 en 11 meses de pandemia, tras notificar 824 nuevos contagios y 3 decesos este miércoles
Cubana con mascarilla camina por La Habana. Foto: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Cuba acumula 40 mil 765 casos del coronavirus SARS-CoV-2 y 277 fallecidos por la COVID-19 en 11 meses de pandemia, tras notificar 824 nuevos contagios y 3 decesos este miércoles, según el Ministerio de Salud Pública del régimen (Minsap).

De los 824 casos positivos detectados tras procesar 16 mil 134 pruebas PCR, 805 son autóctonos y 19 importados.

En hospitales cubanos permanecen internados 18 mil 233 pacientes: 5 mil 108 casos activos -27 en estado crítico y 43 graves-, 3 mil 55 con síntomas sospechosos y el resto en vigilancia epidemiológica.

Por provincias, La Habana, sigue reportando la mayor cantidad de casos diarios (472), seguida por las orientales Santiago de Cuba y Guantánamo con 129 y 44, respectivamente.

La capital cubana, con 2,2 millones de habitantes y donde rigen medidas de contención que incluyen un toque de queda nocturno, se ha convertido de nuevo en el principal foco de esta tercera oleada de la enfermedad.

La Habana lleva varios días seguidos concentrando más de la mitad de todos los nuevos contagios diagnosticados en el país y presenta casos en todos sus municipios.

La actual tercera ola de la pandemia provocó el retroceso en la desescalada en casi todo el país excepto -de momento- en tres provincias, con medidas para frenar los contagios como el cierre de los centros educativos, bares, restaurantes y playas, y restricciones en el horario del transporte público.

Desde el pasado fin de semana las autoridades cubanas retomaron la aplicación del aislamiento de viajeros en centros estatales y ampliaron la lista de países con los que los vuelos regulares permanecen restringidos al mínimo.

 

Malas condiciones para enfrentar la pandemia

Mientras tanto, persisten las colas ante la escasez de alimentos, hay falta de medicamentos y son pésimas las condiciones en los centros de aislamiento, dijeron residentes en esos territorios, entrevistados por Radio Televisión Martí.

El abogado y periodista Roberto Quiñones, reporta un nuevo brote de coronavirus, ahora en la prisión Plan Confianza, en Guantánamo.

Lo peor, según le confirmó a Quiñones un trabajador del centro penitenciario, es que algunos sospechosos con los síntomas los dejaron en el penal en espera de los resultados de la prueba PCR poniendo en riesgo al resto de los reos.

“De los 230 hay más de 60 reclusos que están contagiados con la enfermedad y ya están aislados en la escuela militar Camilo Cienfuegos, en Villa Toa. Y todavía lamentablemente, las autoridades cubanas, no han dicho absolutamente nada sobre estos brotes de la COVID-19 en el Plan Confianza, y tampoco en la prisión provincial de Guantánamo”, apuntó el intelectual.

En el municipio de Caimanera, limítrofe con la Base Naval de Guantánamo [EE.UU.], fueron confirmados 30 casos este fin de semana.

“Ya colapsaron los centros de aislamiento en la periferia de la ciudad, donde son pésimas las condiciones, y ahora los nuevos casos confirmados o bajo sospecha se los están llevando para la cabecera provincial”, relató el activista de la Alianza Democrática Oriental, Yeider Fuentes Áreas.

“Hay todo tipo de problemas, por ejemplo, las personas ya diagnosticadas se pasan hasta dos días en sus casas a la espera de un transporte para llevarte para los centros de aislamiento, porque no tienen ambulancias, y mientras, están contagiado a la gente”, señaló Yeider.

Niurka Carmona, que es enfermera en Santiago de Cuba y reside en el municipio de Palma Soriano, comenta que hay un faltante de todo y el control epidemiológico es ineficiente.

“Esto aquí es caótico, ya se fue de las manos, no hay medicamentos, no hay guantes, no hay desinfectantes. Los fallecidos por causa del virus en el Hospital Clínico Quirúrgico Dr. Ambrosio Grillo, en la ciudad de Santiago de Cuba, no te dicen que es por COVID”, dijo la enfermera.

Ovidio Martín Castellanos, vive en la capital santiaguera y señala que aumenta el malestar social, por las colas, el desabastecimiento y el abuso policial.

Durante el fin de semana en las redes sociales se informó que residentes en la ciudad de Santiago de Cuba se enfrentaron a los agentes del orden, luego que los uniformados no permitieron la entrada de más personas a un mercado y los allí aglomerados, intentaron forzar la puerta.

“La necesidad es tremenda, el hambre es más fuerte que la represión”, dijo el opositor.