Cuba vuelve a rebasar los nueve mil casos de COVID y reporta 83 muertes

Los positivos en edades pediátricas, menos de 18 años, sumaron 1694. De ellos, 139 son lactantes y 80 menores de seis meses.
Cuba reporta 9427 casos de COVID y 83 muertes
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este domingo el diagnóstico la víspera de 9427 nuevos casos de COVID-19 y el fallecimiento de otras 83 personas como consecuencia de la enfermedad, que sigue al alza pese a las medidas del régimen y la vacunación con candidatos vacunales de producción nacional.

En su habitual conferencia matutina para informar sobre la propagación de la pandemia, el director nacional de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Francisco Durán, detalló que 103 468 personas permanecen ingresadas con motivo de la enfermedad viral. De ellas, 47 291 son casos confirmados y activos, mientras que 51 449 son sospechosas de un eventual contagio.

Con los nuevos incrementos, el acumulado de casos de coronavirus en Cuba desde el inicio de la pandemia en la isla, en marzo de 2020, asciende a 458 219, mientras que las muertes suman 3438.

De acuerdo con las cifras oficiales dadas a conocer por Durán, puestas en entredicho en varias ocasiones, sobre todo en lo referido a los decesos, 19 de los nuevos positivos fueron casos importados, es decir, contagios materializados en el exterior de la isla, mientras que el resto fueron casos derivados de eventos de transmisión autóctona. 

La Habana, con 1724 casos, volvió a ser el territorio de peor situación epidemiológica. En la jornada de sábado le sucedieron las provincias Ciego de Ávila, Cienfuegos y Santiago de Cuba, con 1213, 1138 y 757 positivos, respectivamente.

En los servicios de cuidados intensivos permanecen ingresadas 489 personas, la cifra más alta desde marzo de 2020. De ellas, 153 son reportadas en estado crítico y 336 como graves.

Los positivos en edades pediátricas, menos de 18 años, sumaron 1694. De ellos, precisó Durán, 139 son lactantes y 80 menores de seis meses.

Vacunación insuficiente

Más de 2,7 millones de cubanos, de 11,2 millones residentes en la isla, han recibido los esquemas completos de vacunación de fórmulas de producción nacional como parte de los ensayos clínicos, estudios de intervención y vacunación masiva emprendidos por las autoridades sanitarias.

La doctora Ileana Morales Suárez, directora de Ciencia e Innovación Tecnológica del Minsap, afirmó recientemente que el avance de la vacunación con las fórmulas nacionales (Abdala y Soberana 02 mayormente) ha evitado un mayor incremento de infectados, graves y fallecidos, pero no ha detenido la propagación, tal y como lo demuestran las estadísticas.

Con cierre al 5 de agosto, cuando se produjeron sus declaraciones citadas por la prensa oficialista, el 72 por ciento de los positivos diagnosticados en días previos había recibido las tres dosis vacunales, y de ellos el 42 por ciento ya había cumplido el ciclo total de inmunización, que se hace efectivo 15 días después de inyectarse la última dosis.

Para mediados de agosto, dijo Morales, se pronostica una ralentización de fallecidos en los municipios que iniciaron la intervención sanitaria con la vacuna Abdala, un fenómeno que se extenderá al resto de los territorios y se espera refleje mejor la presunta efectividad de la fórmula, que no ha impactado positivamente en el número de contagios.

A este respecto, la funcionaria contrapuso que continuará la incidencia de la transmisión del virus, sobre todo por la variante Delta, que tiene una carga viral superior en 1200 veces a las variantes originales.

Cuba es actualmente uno de los cinco países con mayor incidencia del virus. En opinión de expertos citados por EFE, entre las causas del rebrote están el “‘cansancio pandémico’ con la consiguiente caída de la percepción de riesgo, las aglomeraciones callejeras producto de la escasez de alimentos o la circulación de nuevas variantes con mayor transmisibilidad, como la Delta”.