COVID-19: decretan “vacaciones masivas” y restricciones de movilidad en Santiago de Cuba

Las autoridades del régimen en la provincia de Santiago de Cuba decretaron “vacaciones masivas” y otras medidas restrictivas, alegando que es una estrategia para frenar la pandemia de coronavirus
COVID-19: decretan “vacaciones masivas” y restricciones de movilidad en Santiago de Cuba
 

Reproduce este artículo

Las autoridades del régimen en la provincia de Santiago de Cuba decretaron “vacaciones masivas” y otras medidas restrictivas, alegando que es una estrategia para frenar la pandemia de coronavirus. La puesta en vigor de las disposiciones será el 13 de agosto, coincidentemente el día para el que convocaron a un “paro nacional” contra el régimen, a propósito del natalicio del ex dictador Fidel Castro.

El reportero de la televisión estatal Cuscó Tarradell publicó en su página de Facebook que era “oficial” la información que compartió, referidas a “medidas para el enfrentamiento a la COVID-19 en Santiago de Cuba”.

Se decidió, entre otras orientaciones, “aplicar vacaciones masivas en todos los centros laborales”; que “la red de bodegas y carnicerías atienden personal directo de 7.00 am hasta las 9.00am y a partir de las 9.00 am solo a los mensajeros”; y que los mercados estatales conocidos como “Ideales” acumularán productos de lunes a viernes y solo “venderán los fines de semana aplicando la variante de COMBOS o módulos. Los mismos se comercializan aplicando la entrega de tickets de acuerdo con la prioridad que otorguen las organizaciones de masas en la comunidad como los Comités de Defensa Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), de conjunto con los gobiernos locales”.

Además, “se mantiene el uso del transporte estatal solo para los servicios aprobados de salud, necrología, producción de alimentos y tareas priorizadas de la economía”. Los vehículos de particulares circularán en el horario de 5:00 am a 1.00pm. Fuera de ese horario solo para la atención de casos excepcionales de enfermedad, fallecimientos y trámites migratorios. “Esta excepcionalidad será evaluada y aprobada por el Presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular”, publicó el reportero oficialista.

También los inspectores de Transporte “tienen la responsabilidad de velar porque se cumpla la medida del 50 % de la capacidad en los carros que transportan trabajadores”.

Las restricciones entrarán en vigor este 13 de agosto en todos los municipios de la provincia. A partir de la 1.00 pm del viernes, “se prohíbe terminante la circulación vehicular y peatonal”.


El periodista independiente y académico José Raúl Gallego, puso en duda el alegado objetivo de las nuevas disposiciones: “En un país donde no hay comida, no hay servicios de mensajería funcionales, no hay nada, ¿estas medidas extremas son funcionales? ¿Son medidas realmente para controlar el COVID o son medidas de control social ante la posibilidad de nuevas protestas?”, cuestionó.

Este jueves 12 de agosto, el Ministerio de Salud Pública (Minsap) reportó 541 nuevos casos de coronavirus en la provincia Santiago de Cuba, 226 de esos en la ciudad capital, y ocho muertes por complicaciones de la COVID-19.

 

Para el 13 de agosto se convocó al paro

Otro aniversario del nacimiento del extinto dictador Fidel Castro (1926-2016) llegó, en el peor momento político y económico para el régimen que fundó en Cuba, repudiado el 11 de julio por miles de personas en las calles de toda la isla durante un inédito estallido social.

En ese contexto, a través de la cuenta de Twitter Gene Sharp (@GeneSharp11J), se convocó a protestar mediante un “Paro nacional desde 13 de Agosto hasta que logremos lo que queremos”.

Las demandas publicadas en esta cuenta comienzan con que el régimen "declare la crisis sanitaria en #Cuba y solicite ayuda internacional para obtener vacunas más efectivas y medicinas para el pueblo", y pidiendo que "libere sin cargos a los participantes en las protestas del #11J que han sido juzgadas o no por expresar ideas contrarias al sistema político".

También "que se detenga la campaña mediática de descrédito a los creadores independientes, a los activistas políticos, culturales y cívicos", así como el "cese la represión a los que disienten y que se actualice la Ley de Procedimiento Penal para brindar a los acusados mayores garantías que las existentes en la actualidad".

Otra demanda propuesta es que "se elabore un plan de apoyo al sector privado cubano que tome en cuenta sus necesidades, su potencial, y las necesidades actuales del país determinadas en una reunión previa con él".

Que "se legalicen los medios de prensa independientes" y "se respete y no se coaccione el derecho de asociación" son exigencias mínimas para aspirar a un proceso democrático. Por último, quienes convocan al paro quieren "que se programe un plebiscito vinculante para lo antes posible mediante el cual el pueblo elija si desea que le país siga siendo dirigido por el Partido Comunista o no".