EEUU exige liberación del pastor Lorenzo Rosales, detenido en protestas del 11J

“Seguimos el caso del pastor Rosales Fajardo, uno de los muchos cientos de cubanos perseguidos por unirse a las protestas pacíficas del mes pasado”, aseveró Samantha Power, directora de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional
EEUU exige liberación del pastor Rosales, detenido en protestas del 11J
 

Reproduce este artículo

El gobierno de Estados Unidos continúa exigiendo la libertad del pastor Lorenzo Rosales Fajardo, preso en Santiago de Cuba desde el estallido social del 11 de julio contra el castrismo.

La Embajada norteamericana en La Habana reprodujo una publicación de Twitter realizada por Samantha Power, directora de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés), importante funcionaria de la Administración Biden.

“Seguimos el caso del pastor Rosales Fajardo, uno de los muchos cientos de cubanos perseguidos por unirse a las protestas pacíficas del mes pasado”, aseveró Power.

La directora de la Usaid añadió que el líder religioso “recientemente fue enviado a una prisión de máxima seguridad. Él debe estar con su familia”.

Samantha Power es una académica, escritora y diplomática británica, nacionalizada estadounidense, conocida como defensora de los derechos humanos. Fue directora principal del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos entre 2008 y 2013, y desempeñó el cargo de embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas entre el 2013 y 2017.


El gobierno de Estados Unidos ha dado seguimiento a las arbitrariedades cometidas por el castrismo contra el religioso. En días recientes, la Embajada también denunció el encarcelamiento por motivos políticos del pastor Rosales.

En la cuenta oficial de Twitter de la delegación diplomática, el 9 de agosto dijeron seguir “muy preocupados por el bienestar del pastor Rosales, quien no debería haber sido detenido y ahora estar encarcelado –sin juicio– en una prisión de máxima seguridad, famosa por sus terribles condiciones”.

El 27 de julio, el Departamento de Estado condenó el arresto de Lorenzo Rosales, quien entonces llevaba más de dos semanas detenido sin comunicación con sus familiares.

“El régimen cubano ve tan amenazante que sus ciudadanos ejerzan sus derechos humanos que han detenido a cientos incluyendo al pastor Lorenzo Rosales durante una marcha pacífica el 11 de julio”, declaró la institución en redes sociales.

Según la denuncia de Maridilegnis Carballo, esposa del pastor, tuvo que suplicar a las autoridades para conocer el paradero del religioso y proporcionarle artículos de higiene, pero no se le permitió verlo, hablarle o dejarle una Biblia tras el arresto de Rosales y su hijo de 17 años durante el levantamiento popular en Palma Soriano, municipio de la oriental provincia de Santiago de Cuba.

 

Cientos de detenidos a un mes de protestas

La ONG Cubalex suma en su listado más de 800 detenidos y desaparecidos durante las protestas que comenzaron en la Isla este 11 de julio. Hasta este 11 de agosto, hay 809 personas en la lista, pero el número crece constantemente.

Según el último corte, están aun 173 personas en proceso de verificación; 373 confirmados como detenidos; 10 desaparecidos; y 253 han sido liberados.

Ese día, miles de cubanos salieron a las calles para expresar su descontento con el gobierno de Miguel Díaz-Canel. La protesta popular comenzó en el poblado San Antonio de los Baños, en la provincia Artemisa; y se extendió por decenas de ciudades de toda la isla.