"Con seis días de ayuno, solo faltan dos para un colapso": Coco Fariñas sobre huelga en San Isidro
Fariñas, quien protagonizó 23 huelgas de hambre, ofreció su solidaridad al MSI y compartió algunas experiencias suyas durante estos sucesos
Movimiento San Isidro
 

Reproduce este artículo

“En mi experiencia como huelguista, con 6 días en ese ayuno, sólo faltan 2 días para un colapso orgánico. Apoyo para San Isidro”, recordó este 24 de noviembre el opositor y huelguista Guillermo ‘Coco’ Fariñas a los manifestantes del Movimiento San Isidro.

Fariñas, quien protagonizó varias huelgas de hambre, ha enviado mensajes de solidaridad a quienes protestan recluidos en la casa de Damas 955, en la Habana Vieja, y ha exigido apoyo internacional para ellos.

También recordó que el régimen intentará dividir a los ayunantes y buscará por todos los medios rebajar su moral, como ya intentó hacerlo en vano con un video difundido por medios oficialistas que fue repudiado por expertos y organizaciones de la sociedad civil.

“A los hermanos/as del Ayuno de San Isidro, el cuerpo se va debilitando, pero el espíritu fortaleciendo. Libertad para Denis Solís”, comentó Fariñas.

En la sede del Movimiento permanecen atrincherados alrededor de quince cubanos, activistas por los derechos humanos, artistas y periodistas independientes, en reclamo a la liberación del joven rapero contestatario Denis Solís, detenido arbitrariamente y encarcelado tras un juicio sumario bajo cargos fabricados y sin garantías legales.

Allí se encuentran haciendo huelga de hambre y sed por más de 140 horas: Luis Manuel Otero Alcántara (artista) y Maykel Osorbo (rapero); y en huelga de hambre: Esteban Rodríguez (activista), Iliana Hernández (periodista independiente), Osmani Pardo (activista) y Katherine Bísquet (poeta/72 horas).


La salud de dos de ellos, Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo, se deteriora a ojos vistas, según reportes de médicos que los atendieron. El acceso a la sede del MSI está restringido; la víspera, reporteros y diplomáticos intentaron entrar, pero fueron detenidos por una turba ligada al régimen y agentes de seguridad.

Los miembros del MSI sostienen que la presión internacional es indispensable para lograr la liberación del músico contestatario Denis Solís, principal reclamo de los manifestantes. Solicitan sobre todo la presión de organizaciones como la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y la Unión Europea.

No hay manera de saber si el régimen contestará positivamente a estas presiones, pero, en lo que va de año, ya cedió cuando la sociedad civil cubana y la comunidad internacional pidieron la liberación de José Daniel Ferrer y Luis Manuel Otero Alcántara, injustamente encarcelados como Solís.

Los activistas concentrados en la Habana Vieja cuentan con la solidaridad de otros movimientos opositores locales, varios políticos estadounidenses y organizaciones como Amnistía Internacional o Cuban Prisoners Defenders, y otros grupos de la sociedad civil cubana.

Además, hoy diez intelectuales y artistas cubanos entregaron este 24 de noviembre una carta a las sedes del Ministerio de Cultura (Mincult) y la Unión Nacional de Escritores y Artistas (Uneac) en favor de los miembros del Movimiento San Isidro atrincherados hace una semana.

La misiva explica que "independientemente de que las instituciones oficiales cubanas quieran o no reconocerlo, el Movimiento San Isidro es un proyecto comunitario de arte independiente y nos parece un actor importante y legítimo de campo cultural cubano. Entre las víctimas involucradas en esta crisis hay colegas, artistas, escritores, curadores: gente muy joven y talentosa que, a pesar de su edad, ha producido un trabajo relevante y a quienes consideramos miembros orgánicos de nuestra comunidad intelectual".

Además, este 24 de noviembre Michael Kozak, subsecretario de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, se pronunció una vez más sobre las arbitrariedades del régimen cubano contra el MSI. Por otra parte, el MSI declaró el 23 de noviembre en conferencia de prensa que realizará acciones legales contra el gobierno, aunque no especificó ante qué organismos ni qué tipo de iniciativas.

También se pronunció secretario de Estado Mike Pompeo quien pidió el cese del hostigamiento contra el Movimiento San Isidro (MSI) y la liberación del músico contestatario Denis Solís.


Fariñas es uno de los disidentes cubanos más conocidos, al haber protagonizado hasta veintitrés huelgas de hambre en protesta contra el gobierno de Fidel Castro primero y posteriormente de Raúl Castro, durante cuyos mandatos ha sido encarcelado tres veces, cumpliendo un total de 11 años y 7 meses en prisión.

Entre el 24 de febrero y el 8 de julio de 2010 mantuvo una huelga de hambre como medida de protesta por la muerte, también a causa de una huelga de hambre, de Orlando Zapata, y para pedir la liberación de 26 presos políticos más enfermos encarcelados en las cárceles cubanas, según sus propias palabras.

El 21 de octubre de 2010, ganó el Premio Sajarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo.