Piden a líderes mundiales mediar por cubanos en huelga de hambre en La Habana

El Centro para una Cuba Libre solicitó este martes a organizaciones internacionales y líderes mundiales interceder ante el régimen de Cuba para que "cese el asedio y hostigamiento" a miembros del Movimiento San Isidro
Artista Luis Manuel Otero, uno de los huelguistas.
 

Reproduce este artículo

El Centro para una Cuba Libre solicitó este martes a organizaciones internacionales y líderes mundiales interceder ante el régimen de Cuba para que "cese el asedio y hostigamiento" a miembros del Movimiento San Isidro (MSI), que desde hace casi una semana demandan la liberación del rapero Denis Solís con una huelga de hambre.

La organización del exilio cubano en Estados Unidos remitió la solicitud en una carta al primer ministro canadiense, Justin Trudeau; la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y al presidente electo estadounidense, Joe Biden, entre otros políticos y líderes mundiales.

También fue enviada a organizaciones como Amnistía Internacional, Human Rights Watch (HRW, Observatorio de Derechos Humanos) y la Federación Internacional de la Cruz Roja.

"Con el mayor respeto nos dirigimos a Usted para pedir que su respetable entidad interceda ante el Gobierno del general Raúl Castro para que cese el asedio y hostigamiento a los artistas y creadores que integran el Movimiento San Isidro, quienes desde el 18 de noviembre están reunidos en un acto pacífico en la sede de la organización radicada en el pobrísimo barrio de San Isidro, en La Habana Vieja", reza la misiva.

"Una decena de jóvenes cubanos -poetas, periodistas, plásticos, músicos y hasta un científico- se han declarado en huelga de hambre, tres de ellos en huelga de hambre y sed, en protesta por las hostilidades de la policía política en su contra mientras permanecían reunidos en un acto poético", continúa la carta del Centro para una Cuba Libre.

El documento lleva la firma de casi una veintena de reconocidos artistas y diplomáticos, entre ellos el gran jazzista cubano Paquito D'Rivera, el pintor Humberto Calzada y el exembajador de Estados Unidos en Portugal, Honduras y Panamá, Everett E. Briggs.

Un tribunal de La Habana consideró culpable de "desacato" al joven rapero Denis Solís por haber insultado a un policía que irrumpió en su casa, en un incidente que también fue difundido en video.

Poco después, un grupo de personas vinculadas al MSI -una de las principales organizaciones opositoras al Gobierno cubano creada por personas del ámbito del arte y la cultura- se recluyeron de manera voluntaria en una vivienda del histórico barrio de la Habana Vieja en la capital.

Dos de ellos son el artista Luis Manuel Otero Alcántara y el músico Maykel Castillo, quienes iniciaron la tarde del miércoles pasado una huelga de hambre y sed, luego de que la Seguridad del Estado impidiera la llegada alimentos.

En declaraciones a EFE, el politólogo Frank Calzón, uno de los firmantes de la carta, indicó que la iniciativa salió además de la organización Cuba Decide, que dirige la opositora Rosa María Payá.

"El Movimiento San Isidro (...) son hombres, mujeres, artistas, escritores, gais, todos están representados en ese Movimiento. Son una mezcla que de verdad refleja la población cubana. Los viejos blancos supremacistas son los que están en el poder en Cuba", afirmó Calzón.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, condenó este martes la "cruel represión del régimen cubano contra los manifestantes pacíficos" que protestan por el encarcelamiento de Solís.

Pompeo aseguró que el rapero fue detenido el pasado 9 de noviembre y que estuvo incomunicado durante tres días antes de ser condenado a ocho meses de prisión por "un dudoso cargo de desacato".