¿Por qué retienen a Otero en hospital? pregunta corresponsal de CNN

CNN refiere que Luis Manuel Otero Alcántara, "uno de los disidentes más rebeldes de Cuba", ha pasado más de diez días en un hospital estrechamente vigilado en La Habana, pero que hasta ahora la razón detrás de esto no está clara
 

Reproduce este artículo

Este 12 de mayo el corresponsal de CNN en La Habana, Patrick Oppmann, dedicó un artículo al artista y líder del Movimiento San Isidro (MSI), Luis Manuel Otero Alcántara, el cual encabezó con la siguiente pregunta: "¿Por qué uno de los artistas más rebeldes de Cuba sigue aislado en un hospital del gobierno?".

El texto refiere que Luis Manuel ha pasado más de diez días en un hospital estrechamente vigilado en La Habana, pero que hasta ahora la razón detrás de esto no está clara, aunque sí señala que el artista y activista anteriormente se encontraba en una huelga de hambre y sed que duró ocho días, en protesta como respuesta a "una campaña de acoso del gobierno cubano en su contra", hasta que en horas temprana de día 2 de este mes, funcionarios del gobierno lo trasladaron a un hospital.

Si bien el texto llama la atención sobre lo que está ocurriendo con Alcántara, hay que acotar que trata el tema con algo de distancia, más cercano a la versión del régimen que a las denuncias de los disidentes. Aun así intenta darle respuesta a su pregunta inicial.

"Funcionarios de salud cubanos dijeron que cuando fue ingresado, Otero Alcántara no parecía haber sido privado de comida ni agua y el martes dijeron que está comiendo y bebiendo, lo que plantea la pregunta de por qué permanece hospitalizado e incomunicado".

El artículo explica, con palabras que recuerdan un tanto al periódico oficialista Granma, que "mientras el gobierno cubano lidia con los impactos económicos del coronavirus y las sanciones estadounidenses más severas, Otero Alcántara y su pequeño grupo de 'artivistas' conocedores de la tecnología son cada vez más una fuente de frustración para los funcionarios de la isla comunista".

Asimismo señala que los funcionarios del régimen afirman que Otero Alcántara no es realmente un artista, "lo que refleja su afirmación de que los burócratas del gobierno no deberían decidir qué se considera arte en la isla".

Luego de esto pasa a encadenar la protesta en la sede del MSI de noviembre último por la liberación del joven rapero Denis Solís, con la ocurrida el día 27 de ese mes frente al Ministerio de  Cultura, como posibles razones por las cuales el régimen mantiene hospitalizado a Otero Alcántara, a las que suma su participación en el video clip de la canción "Patria y Vida", y la obra donde el artista se sentó en una réplica de un garrote vil, con la que retaba a los funcionarios del régimen a que fueran a ejecutarlo

El artículo de CNN también llama la atención sobre el cuidado que debe tener la dictadura en su trato con Luis Manuel, si no quiere "poner en peligro las relaciones potencialmente mejoradas con la administración Biden, que hasta ahora avanza lentamente en su compromiso con la isla".

Al final, más allá de lo anterior, y de decir que Otero Alcántara es un disidente de nuevo tipo con el cual el régimen de La Habana aún no sabe cómo lidiar, el texto de CNN no da una respuesta a su pregunta tan obvia, pero al menos sirve para que a sus lectores les llegue la noticia de que en Cuba hay un artista secuestrado en un hospital, por oponerse a una de las peores dictaduras que ha conocido la región.

Patrick Oppmann y otros corresponsales extranjeros acreditados en Cuba, han sido emplazados por activistas y periodistas independientes a que den cobertura a la represión y las arbitrariedades de la policía política, algo que pocas veces hacen, mientras el castrismo pisotea derechos humanos fundamentales. 

 

Foto de portada: Belo PCruz/ YucaByte