Gran movimiento de tanqueros entre Venezuela y Cuba, ¿al rescate de la crisis energética en la isla?

En coincidencia con el déficit energético en Cuba, cinco tanqueros se encuentran en el mar intentando hacer llegar petróleo venezolano a la isla
Tanquero Petion. Foto: vesselfinder.com
 

Reproduce este artículo

Desde hace tres días Cuba ha vuelto a tener en los apagones uno de los elementos más característicos de su día a día, lo que disparó las quejas, inquietudes y manifestaciones de inconformidad de los ciudadanos, al punto de que este viernes el ministro de Energía y Minas del régimen, Liván Arronte Cruz, compareció en el programa radio-televisivo Mesa Redonda para informar sobre la situación energética en el país.

De acuerdo con lo informado por el funcionario, las afectaciones del servicio eléctrico en localidades de casi toda la isla obedecen a averías en dos termoeléctricas del occidente -la Antonio Guiteras, de Matanzas, y la Ernesto Guevara de la Serna, de Santa Cruz del Norte, en Mayabeque- y al retraso de uno de los buques que lleva el combustible para la generación móvil en la termoeléctrica Máximo Gómez del puerto de Mariel, en la provincia de Artemisa, “debido a problemas operacionales existentes en el puerto de Cienfuegos”.

Arronte Cruz informó también que “se ha venido trabajando con bajos niveles de inventario de combustible en algunas regiones e incluso hemos tenido situaciones puntuales”, todo lo cual ha hecho perder en las últimas horas casi 600 megawatts de potencia en la generación base del sistema energético nacional.

Según aseguró, “se está trabajando ininterrumpidamente” para solucionar las averías en el menor tiempo posible, por lo que a partir de este sábado podría empezar a estabilizarse la situación.

En coincidencia con el déficit energético en Cuba, cinco tanqueros se encuentran en el mar intentando hacer llegar petróleo a la isla. El ministro reconoció “bajos niveles de inventario de combustible” en algunas regiones, pero no definió a la escasez de petróleo como uno de los motivos de los apagones, por lo que el activo movimiento de embarcaciones entre las costas de los regímenes aliados resulta, cuando menos, llamativo.

El pasado 13 de mayo, el usuario identificado en Twitter como Armand Delon, quien brinda información exhaustiva y continua sobre el movimiento de los tanqueros venezolanos y los de otras nacionalidades que cargan combustible en el país sudamericano, apuntó que dos tanqueros cubanos marchaban rumbo a Venezuela.

Se trata de las embarcaciones Vilma y Lourdes, las cuales provenían, respectivamente, de los puertos de Cienfuegos y Algeciras, este último en España.

Con Vilma y Lourdes, suman cinco los tanqueros cubanos llegados a Venezuela este mes de mayo, destacó Delon en un tuit, donde precisó que los otros tres son los tanqueros Alicia, Esperanza y Petion.

ADN Cuba confirmó en los radares lo expuesto por Delon y halló además que un sexto barco cubano se dirigía a Cienfuegos, procedente del puerto José Terminal, en Venezuela: Abdala.

Abdala, que navega con bandera panameña, forma parte de la flota de Acemex que está registrada bajo Nordstrand Maritime & Trading en Panamá, por entidades creadas en el país centroamericano por poderosos bufetes de abogados. Ambas empresas integran el conjunto de compañías offshore de las que el hermano mayor de Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, Guillermo Faustino, es representante legal o titular.

La embarcación se pasó días fuera de radar y este sábado reporta que salió de Venezuela el 11 de mayo rumbo a Cienfuegos, adonde debe arribar el lunes.

Estatus de los tanqueros

En este momento hay tres tanqueros cubanos en Venezuela: Vilma, Esperanza y Petion.

El primero de ellos, muestra el radar, está cerca de Curazao y parece haber partido ya de Venezuela. No está dando una ruta oficial y dice estar esperando por órdenes, situación similar a la de Alicia, que zarpó hacia Cuba, pero no reporta destino oficial y se mantiene esperando también indicaciones.

Por su parte, los tanqueros Esperanza y Petion se mantienen en aguas de puertos venezolanos. Un marinero de la tripulación de este último, Rafael Desiderio Martínez Alonso, fue reportado como desaparecido esta semana durante la travesía desde Veracruz, en México, hacia Venezuela.

De acuerdo con la agencia Reuters, que tuvo acceso a un reporte de la embarcación, Martínez Alonso no fue hallado el pasado domingo por el doctor a bordo. Al encontrarse sus zapatos en la embarcación, se cree que cayó en aguas abiertas durante la travesía.

Fue reportado como desaparecido tras 24 horas de búsqueda y su pérdida, aunque hasta el momento del despacho informativo no se había reportado oficialmente como muerto, constituye la segunda en menos de un año a bordo del Petion.

En 2020, recuerda Reuters a partir del testimonio de personas familiarizadas con el accidente, el mismo barco informó la muerte de un marinero cubano mientras estaba anclado cerca del puerto de Amuay en Venezuela, luego de que el timonel cayera al agua.

Actividad llamativa en medio de la crisis

Es de suponer que tanto el Petion como el Esperanza emprendan pronto rumbo a Cuba. Junto a Abdala y los otros tres tanqueros habrán protagonizado un gran movimiento marítimo de transporte de combustible venezolano a la mayor de las Antillas durante este mayo, mes en el que los apagones han vuelto a “asustar” a los cubanos.

De los peores y más odiados síntomas del llamado período especial en los 90 del siglo pasado, los apagones -interrupciones del servicio eléctrico- se han debido muchas veces a la escasez de combustible.

Las causas oficiales de los registrados en las últimas jornadas son averías en el sistema de generación y retrasos “coyunturales” en la distribución de combustible, pero la confluencia de tanqueros hace suponer que la escasez también ha estado relacionada. De cualquier forma, sea para esta crisis energética o para evitar otra eventualidad, el petróleo venezolano ya va al rescate, burlando sanciones estadounidenses y sin contribuir a la mejoría económica de la depauperada nación sudamericana.