Castrismo se queja de no poder usar Zoom pero qué pasa con Telegram
Lo que no dice Granma, es que siendo la libertad de expresión un derecho consagrado en la Carta de Derechos Humanos de la Naciones Unidas de la cual Cuba es signataria, el régimen prohíbe a los cubanos hacer uso de ese derecho
Castrismo se queja de no poder usar Zoom pero no explica qué pasa con Telegram en Cuba
 

Reproduce este artículo

Este 23 de octubre el diario Granma, medio de propaganda del Partido Comunista de Cuba, publicó un artículo en su página web que recuerda a las plañideras de antaño, donde refiere una queja del Ministerio de Relaciones Exteriores y del régimen, por no tener acceso a algunas plataformas digitales.

Cuando de hipócritas se habla, inevitablemente hay que mencionar a los funcionarios y voceros del régimen de La Habana, maestros en mentir, en prometer y no cumplir, en decir una cosa y hacer otra.

Según Granma esa falta de acceso a plataformas digitales es resultado del embargo estadounidense, y fue registrado en "el Informe sobre los  efectos comerciales, económicos y financieros de esta política de EE. UU. hacia la Isla".

Lo que no dice Granma es que siendo la libertad de expresión un derecho consagrado en la Carta de Derechos Humanos de la Naciones Unidas de la cual Cuba es signataria, el régimen prohíbe a los cubanos hacer uso de ese derecho, desde el momento en que el fallecido dictador Fidel Castro asumiera el control del país luego de 1959.

Granma tampoco dice que el pueblo cubano estuvo muchos años sin poder hacer uso del Internet solo porque el régimen no lo permitía.

Omite decir que son incontables los sitios web y plataformas digitales cuyo acceso se les impide a los cubanos.

Hay que tener muy poca vergüenza, o ninguna, para reclamar en nombre del pueblo cubano el uso de plataformas como Zoom y Microsoft Teams, solo porque los funcionarios del castrismo no tienen acceso a ellas para continuar expandiendo su régimen de terror y oprobio.

"Los representantes cubanos han enfrentado numerosas dificultades para participar en reuniones y otros eventos virtuales convocados por organismos del Sistema de Naciones Unidas, dado que Cuba tiene restringido el acceso a varias de las plataformas digitales", escribió Granma.

No obstante, recientemente fue noticia el bloqueo por parte de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA) de la plataforma de mensajería Telegram, una de las más usadas por los cubanos dentro de la isla.

Sobre esto Granma no publicó ni media palabra. Como tampoco ahora hace referencia al número incontable de veces que ETECSA deja sin acceso a internet a opositores, activistas y periodistas independientes.

El documento al que hace mención el periódico partidista, dice que el gobierno de los Estados Unidos utiliza el ciberespacio "para intentar subvertir el sistema político y jurídico cubano". Se refiere así, también, al número cada vez mayor de cubanos que utilizan las redes sociales y medios alternativos, para informar al mundo sobre lo que acontece dentro de la isla, lo cual incluye denunciar los atropellos y desmanes que sufren diariamente a manos del castrismo, y nada tiene que ver el gobierno estadounidense.

La hipocresía de Granma es tal, que pasa por alto el hecho de que los funcionarios del régimen pueden usar una Virtual Private Network (VPN) o un servidor proxy para acceder a esas plataformas, como hace el pueblo cubano para hacer uso de las que el castrismo tiene bloqueadas.

Esta propia revista, ADN Cuba, lleva más de un año bloqueada desde La Habana, solo por informar a los cubanos.