Autoridad de Perú denuncia que médicos cubanos están faltos de preparación para enfrentar coronavirus
El consejero regional de Moquegua denunció que de los 16 profesionales sanitarios de Cuba que están en ese territorio del Perú, ninguno puede ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos, porque no tienen la especialidad para tratar a estos pacientes críticos
Recibimiento de médicos cubanos en Perú. Foto: El Comercio

 

El consejero regional de Moquegua, Luis Caya Salazar, reveló que de los 16 profesionales sanitarios de Cuba que están en ese territorio del Perú, ninguno puede ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), porque no tienen la especialidad para tratar a estos pacientes críticos, informaron medios nacionales.

Varias semanas después de comenzar la “misión médica” cubana en ese país, a propósito de la lucha contra la pandemia de la COVID-19, la autoridad de Moquegua denunció que ninguno de los llegados a esa región “tienen la especialidad para atender a pacientes graves”, reportó el importante diario Perú 21.

La primera semana de junio llegó un vuelo de la Fuerza Aérea del Perú procedente de la isla caribeña con unos 85 médicos y enfermeros enviados por el régimen cubano como parte de un lucrativo negocio del que poco se benefician los trabajadores de la salud de ambas naciones.

El gobierno de Martín Vizcarra anunció que los galenos fueron enviados a cuatro regiones del país. Unos 16 brigadistas cubanos fueron destinados a Moquegua. Otros 16 trabajadores a Ayacucho. A Áncash viajaron 27 médicos, enfermeros y técnicos. Y los últimos 26 miembros de la brigada médica cubana viajaron a Arequipa.

En el portal oficial El Puerto Noticias, el consejero regional de Moquegua Luis Caya Salazar denunció que en la delegación de médicos solo seis son doctores, de los cuales uno es internista y el resto médicos generales. Los demás son técnicos en enfermería y enfermeras.

“Ninguno de los mencionados tiene los conocimientos para entrar las UCI”, precisamente el punto crítico de la estrategia de lucha contra el coronavirus.

Según el convenio firmado por el peruano Ministerio de Salud (Minsa) con La Habana, revelado por medios del país sudamericano, los médicos que llegaron al país son “especialistas en cuidados intensivos, medicina interna, neumología, epidemiología y otras especialidades”.

Las Relatorías Especiales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre formas contemporáneas de esclavitud y trata de personas, en un informe de noviembre pasado, advierten que las misiones médicas de Cuba equivaldrían a un “trabajo forzado”.

“Quisiéramos expresar nuestra preocupación por las condiciones de trabajo y de vida que estarían afectando a los médicos cubanos enviados al exterior para prestar sus servicios. Muchos estarían expuestos a condiciones de trabajo y de vida explotadoras, pagos salariales inadecuados”, ha dicho la ONU. Además, muchos de estos profesionales están sometidos a presiones y a seguimiento por parte del régimen cubano, añade.

 

 

No es la primera vez que se denuncia incumplimiento del gobierno castrista de lo prometido con los médicos cuyos servicios vende a otros gobiernos.

Un artículo de opinión publicado en un diario italiano a finales de marzo asegura que los médicos cubanos son costosos y están mal preparados.

La autora considera en esa nota que “los médicos cubanos no son expertos en la lucha contra el coronavirus, ni actúan en solidaridad. Tampoco Italia tenía que gastar miles de euros para traer a 52 personas de La Habana, cuando en Italia hay cientos de especialistas listos para actuar para salvar vidas”.

De acuerdo con este sitio, desde enero se ofreció una base de datos con cientos de médicos italo-venezolanos que podrían ayudar en la crisis, pero “prevalecieron los intereses políticos e ideológicos, ante la verdadera necesidad de los lombardos”.